En plena celebración de difuntos y de todos los santos y ajenas a la disputa entre el Samaín y el Halloween las setas se volvieron a hacer un hueco en la oferta de ocio del fin de semana congregando a un gran número de aficionados y confirmando la pujanza de la micología a pesar de que el tiempo no está acompañando demasiado este otoño: «A tempada, aínda que comezou ben, vai bastante frouxa agora. Pode ser polas altas temperaturas, porque non é normal estar a 21 grados a comezos de novembro», reflexionaba ayer José Manuel Castro Marcote, del colectivo Pan de Raposo y encargado de impartir el pasado sábado en Fisterra una charla de iniciación al mundo de las setas en el marco de la primera edición de las Xornadas Micolóxicas na Fin da Terra. El programa incluyó también una salida al monte -esa misma mañana- y una exposición de setas en el mercado municipal -el domingo -.

Castro Marcote explica que el interés por las setas no ha dejado de aumentar en los últimos años y que esto tiene un claro reflejo tanto en el aumento de actividades y del número de personas que salen al monte; también en la oferta gastronómica de muchos restaurantes, que en esta época del año incorporan a sus cartas platos en los que las setas ocupan un papel central.

Este auge lo constata Farruco Graña, de la asociación cultural carballesa Lumieira, que el sábado celebró la segunda y última jornada de sus octavas Xornadas Micolóxicas. Una media de 50 personas tomaron parte en las dos sesiones promovidas por la entidad y desarrolladas en un formato similar (por la mañana, salida al monte, y por la tarde catalogación y valoración de la jornada) y con la participación de otros dos conocidos expertos en la materia: Manuel Pose Carracedo, el 17 de octubre y José María Traba Velay, el sábado pasado.

Componente pedagógico

Tal como explicó Castro Marcote el tiempo tampoco favoreció el apartado práctico de las sesiones de Carballo, puesto que el prometedor arranque de la temporada con las lluvias de septiembre no ha tenido continuidad, pero sus promotores restaron importancia a este hecho: «O obxectivo das xornadas non é ir ao monte, senón fomentar o coñecemento e o respecto polo medio, os aspectos máis pedagóxicos e educativos», señaló ayer Graña, tras destacar que más importante que buscar «níscalos, cantarelos o boletus» ha sido constatar que hay «xente nova» interesada también por estas cuestiones. Así, en Lumieira se están planteando ya crear una sección específica de micología en el seno de la asociación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La setas, más interés que ejemplares