Los ajustes


Ni tanto, ni tan poco. Como siempre, el precio pondrá las cosas y las casas en su sitio y los precios volverán a subir, pero lejos de las barbaridades que llegaron a pedirse cuando había quien vendía Fisterra como la playa de Madrid. O una de ellas. Los excesos y la crisis han arrojado a la arena, y también al interior, muchas gangas. No es un caso único de la comarca: pasa en media España. En Fuerteventura, algún piso de gallegos ha llegado a caer hasta los 15.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los ajustes