Paso a paso por el territorio que uno habita: aprender fuera del aula

Patricia Blanco
P. Blanco CARBALLO/ LA VOZ

DUMBRÍA

BASILIO BELLO

Escolares de Dumbría y Baio conocieron en las últimas horas parte de su entorno local

05 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Tan importante como aprender aquello que los libros atesoran es saber del espacio que uno habita. Es válido esto para los adultos, pero sobre todo para los más pequeños, y como muestra dos iniciativas recientes en la comarca. Una de ellas, ayer, en Dumbría, donde con el impulso de las áreas de Cultura y Deportes, alumnos del colegio Santa Eulalia transitaron un itinerario literario asociado al Vákner: «A idea é esa, que o Vákner sexa un vehículo, unha ferramenta para dar a coñecer o territorio. Unha maneira de ensinarlles aos pequenos o lugar onde viven. Son nenos de Dumbría, pero seguramente algúns deles non andasen nunca estes camiños que van percorrer», explicaba el lunes en Radio Voz Ana Casais, técnica de Cultura.

Alumnado del colegio baiés Labarta Pose, de otro lado, se quedó el jueves admirado del bosque de secuoyas de Daneiro. Caminaron hasta allí y regresaron al centro siguiendo un camino al borde del río Grande que realmente fue para ellos toda una pasarela natural. La entidad Tabeirón se encargó de que todos los pasos estuviesen en condiciones, limpió y mimó para la ocasión un trazado que los pequeños completaron con gusto, sorprendidos por los parajes. Acompañaron el itinerario Carlos Rama y Alfredo Facal. También ese día se hizo una ruta en bici que acompañó Pablo Romero. El cielo, perfecto para la actividad. Esta solicitud de colaboración a Tabeirón, explica la directora del centro, Sinda Cundíns, se encuadra en las actividades por el 50.º aniversario del colegio. De hecho, también tuvieron jornadas con la Comisión Labarta Pose para as Letras, Adro, Amigos do Liño, A Fonte de Fornelos o Badius. Todavía les queda el club de fútbol, y promete. «Intentamos a colaboración de todas as asociacións de Baio», indica Sinda.