Menos de una semana para La Vuelta en O Ézaro

Un dispositivo de 40 policías velará porque no haya afición en la subida al mirador


Carballo / La Voz

Van siete etapas disputadas de La Vuelta. Una octava se celebrará hoy. Así, pues, quedan cuatro para que la marcha ciclista española llegue a O Ézaro. Será el próximo martes, día 3 de noviembre, cuando la decimotercera etapa arranque de Muros, pasando por Carnota, para acabar en el mirador dumbriés. Organización, Concello y fuerzas de seguridad ultiman los detalles para el gran día. El técnico deportivo de Dumbría, César Ferrío, explicó ayer que desde la pasada semana llevan acondicionado las salas de prensa y los despachos y los aparcamientos para la organización, así como trabajando junto a la Guardia Civil de Corcubión, Protección Civil Dumbría y Policía Local de los concellos implicados para velar por la seguridad de los corredores.

En este sentido, Ferrío recordó que los aficionados no pueden asistir a la subida final por las restricciones del covid-19. Sí podrán hacerlo en el resto del recorrido «mantendo a distancia de seguridade e con máscara», aunque Unipublic, organizadora del evento, no lo recomienda debido a la situación sanitaria. Según comentó el técnico deportivo, un dispositivo de la propia Vuelta formado por 40 policías se encargará de que la gente no se sitúe en esta zona.

Las nuevas normas han disparado las dudas acerca de qué se puede hacer y qué no. Por este motivo, en el Concello dumbriés reciben cada día llamadas de aficionados que preguntan, sobre todo, si se puede acceder al ascenso hasta el mirador. Y es que en las otras tres etapas que pasaron por O Ézaro (dos de ellas como final de etapa), la cuesta de hormigón se llenó hasta los topes para ver el difícil reto de alcanzar la cima en directo. Este año, afirma César, que «había xente que incluso tiña casas reservadas para o propio día dende hai tempo». Los establecimientos hoteleros del propio municipio y de cercanías, como los de Cee, siguen estando llenos por el personal de la organización.

La emoción seguirá estando presente, sobre todo al tratarse de una contrarreloj individual de 33,7 kilómetros, en la que los deportistas partirán del último al primer clasificado, por separado, y con distancias de poco más de un minuto entre ellos. Se calcula que les llevará media hora completar la ruta. Una etapa, al fin, que determinará la clasificación general, y más todavía al ubicarse en la recta final de la marcha.

El parte meteorológico no da lluvias para la jornada en principio. Las salidas serán desde las 13.15 hasta las 16.45 horas. La AC-550 estará cortada desde Muros hasta Dumbría el propio día desde las 11.00 hasta las 18.00, en tanto que la subida al mirador de O Ézaro desde la oficina de turismo ya desde las 13.00 del día 2 hasta las 23.00 del martes 3.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Menos de una semana para La Vuelta en O Ézaro