Diez concellos se unen para que los niños con necesidades especiales no queden desatendidos


cee / la voz

Los alcaldes de Camariñas, Carnota, Cee, Corcubión, Fisterra, Mazaricos, Muxía, Vimianzo, Zas y Dumbría, como anfitrión, se reunieron ayer en O Conco para tratar de buscarle un encaje legal y administrativo a un convenio de colaboración que pretenden firmar «para a xestión compartida-agrupación de concellos do servizo de atención temperá no marco da rede galega». O en otras palabras más llanas, tratan de que los niños de cero a seis años con necesidades educativas especiales tengan un lugar en la zona en el que puedan ser atendidos por profesionales. Sería mediante la aportación económica de 120.000 euros de los que el 90 % los debería reintegrar la Xunta de Galicia.

Sin embargo, más que en el dinero, como explicaron los regidores de Dumbría, José Manuel Pequeño, y de Cee, Margarita Lamela, está en solventar todos los problemas legales y técnicos que le supone a los concellos asumir una competencia que no le es propia. Además, hay otras cuestiones como que los ayuntamientos deben tener ese gasto consignado en los presupuestos en dos meses después de la firma y la gran mayoría aún no los han aprobado.

Dumbría se haría cargo de la solicitud de subvención y el resto tendrían que adherirse a ella. A partir de ahí pueden gestionar el servicio directamente o contratarlo a través de una empresa y, aunque quedan muchas cuestiones por «limar», como dice Pequeño, todos están de acuerdo es que un servicio necesario que si no tiene de otro modo tendrán que recurrir a esta fórmula.

«Estamos mirando como subvencionarlle 120.000 euros á Xunta dun servizo que teñen que dar eles», señalaba ayer, con cierta sorna, el alcalde dumbriés después de la reunión.

Lamela, que ya antes del encuentro veía muchas cosas técnicas que concretar, como por ejemplo qué pasa si un concello causa baja, en lo económico no tenía dudas respecto al funcionamiento. «En el caso de Cee ya tenemos consignados 12.000 euros en los presupuestos, el 90 % nos lo subvencionaría Política Social con lo que acabaríamos pagando 1.200 euros», explicaba.

Cuatro profesionales

El convenio de la red gallega establece que estos servicios deben contar con un mínimo de tres profesionales entre distintas especialidades de atención infantil con, al menos dos años de experiencia. Y en el caso de estos 10 concellos lo que proponen es un psicopedagogo, un terapeuta ocupacional, un logopeda y un fisioterapeuta a media jornada.

Se dedicarán, si el proyecto finalmente se materializa, a diagnosticar y valorar trastornos de desenvolvimiento psicomotor, cognitivo, del lenguaje y la comunicación, de autonomía, del área social y afectivo, así como de dar apoyo, información, habilitación y formación a las familias.

El objetivo final es «dar resposta o antes posible ás necesidades transitorias ou permanentes que presentan os nenos e as nenas con trastornos no desenvolvemento ou en risco de padecelos, para facilitar o desenvolvemento da súa autonomía personal e a inclusión social», según señala el borrador de convenio que ayer analizaron en O Conco los alcaldes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diez concellos se unen para que los niños con necesidades especiales no queden desatendidos