Los alcaldes del Camino a Fisterra y Muxía exploran una fórmula para trabajar unidos

Abordaron en Dumbría la constitución de una asociación de la ruta a Fisterra y Muxía


cee / la voz

Los alcaldes de los diez concellos por los que pasa el Camino a Fisterra y Muxía -en el caso de Santiago y Ames, representados por sus concejales- se reunieron ayer por la tarde en Dumbría para crear una asociación de concellos de este tramo de la Ruta Jacobea. Analizaron la propuesta de estatutos, debatieron cuestiones varias, atendieron las explicaciones sobre subvenciones de la Diputación -con presencia del diputado Antonio Leira- y la experiencia del Camino Inglés donde ya funciona una entidad de este tipo. Incluso hubo tiempo para poner sobre la mesa algún asunto espinoso como el puenteo de Cee y Corcubión que supone la ruta a Muxía directa desde Dumbría.

En cuanto a los estatutos, son lo habitual en cualquier entidad sin ánimo de lucro, que es la fórmula elegida. Presidencia y directiva por dos años, fondos con aportaciones propias y subvenciones recibidas y un listado de finalidades a perseguir. Quizás lo más llamativo sea el concepto de «membro amigo», que permite la entrada de otras entidades públicas y privadas al margen de los concellos, con voz, pero sin voto en los órganos de gestión. O la manera en la que los impagos implican expulsión: con tres cuotas pendientes una vez que pasen tres meses después de reclamarlas, el deudor queda fuera de la entidad. El impago de una cuota supone la pérdida del derecho a votar y estar en la directiva y una reducción de la promoción.

«Eu o que dixen foi que cando temos un museo, sexa público ou privado, ábrese, límpase, coidase... e isto é un gran museo que temos que xestionar nós e mais o Xacobeo», explicaba al término de la reunión el alcalde de Dumbría e impulsor de la iniciativa, José Manuel Pequeño. Incidía mucho en el aspecto de los «valores patrimoniais» y en las particularidades de los peregrinos respecto a los turistas. «O peregrino non é coma un visitante que vén ver a cascada, come e marcha. O peregrino levántase, almorza, camiña, párase, toma un café... Telo contigo todo o día e hai que darlle seguridade, información... tratalo co tacto necesario, e iso temos que facelo entre todos», incide Pequeño, que lo ve como una cadena en la que si un eslabón falla fastidia al conjunto.

El alcalde dumbriés destaca también otra cosa, que las vías por las que discurre la ruta son de titularidad municipal, con lo que le corresponde a los concellos mantenerlas, con lo que uno de los objetivos fundamentales debe ser gestionar eso y consolidar con la Xunta y el Xacobeo el trazado ya oficial de este tramo del Camino.

En cualquier caso, la entidad está pensada para funcionar con una gerencia técnica que será la que será la que estudiará, promoverá y diseñará líneas estratégicas para que los directivos, en este caso representantes de los concellos, tomen las decisiones políticas. «Máis que para a promoción, que tamén se pode e haina que facer, isto é para marcar obxectivos, liñas de actuación... E, sobre todo, para xestionar», concluye Pequeño, que niega cualquier colisión del proyecto con la CMAT.

Las aportaciones económicas surgen como el primer escollo para que la idea salga adelante

La propuesta de estatutos presentada ayer fijaba las cuotas por tramos de población con lo que, evidentemente, Ames, y sobre todo Santiago, tendrían que pagar más que el resto. Ante la negativa, los alcaldes salieron de la reunión más o menos con la idea de que todos los concellos aporten la misma cantidad. Una solución que también tiene sus perjudicados porque el esfuerzo difiere mucho entre los concellos más grandes o con más recursos y, por ejemplo, Corcubión, cuyo alcalde, Manuel Insua, es de los más críticos con seguir creando nuevas entidades, por los costes y la dispersión de fuerzas que suponen.

Queda, por tanto, camino, y nunca mejor dicho, por recorrer, aunque Pequeño se mostraba ayer optimista, más que nada porque lo sí que ha quedado claro es que esta necesidad de organización de las entidades públicas existe y hay que articularla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los alcaldes del Camino a Fisterra y Muxía exploran una fórmula para trabajar unidos