Las cunetas le ganan la partida a las desbrozadoras día tras día

Chequeo | Una sola pasada al año, en general, se antoja ya insuficiente


cee / la voz

Si hay un asunto relativo al mantenimiento de bienes públicos que genere debate, y más en esta época del año, ese es el de las cunetas. ¿Cuándo hay que hacerlo? ¿Con qué medios? ¿Sirve para algo? Son cuestiones que llegan a los plenos municipales y también a las barras de las tabernas.

José Manuel Pequeño, responsable de Vías y Obras de la Deputación y alcalde de Dumbría, da una serie de claves para explicar por qué se trata del trabajo de nunca acabar. En la Deputación lo gestionan con un contrato plurianual por grupos y renovable, en el que cada empresa adjudicataria se encarga de una parte del territorio y está obligada a realizar varias pasadas al año por todas las vías provinciales.

De ahí que, en general, se observe una diferencia de limpieza sustancial entre las carreteras de la Deputación y las municipales, incluso las de la Xunta. En el Concello, por contra, disponen de un tractor propio -necesitarían otro más y esperan que prevención de incendios se lo conceda algún día- y las cuadrillas que limpian los núcleos con medios manuales.

«Houbo un tempo no que estabamos centrados nas cidades, nos pobos máis grandes, en abrir estradas... Ninguén se preocupaba das cunetas. Por iso, eu recordo cando comezamos que había eran silvas e máis xestas, que mesmo tiñamos que cortar cunha machada. Desfacías a desbrozadora, as cadeas, o tractor... Unha vez que se comezou a limpar, agora o que hai é herba, máis grande, máis pequena, máis vella, máis nova, pero herba», detalla Pequeño, para quien eso tiene dos implicaciones muy diferentes. Por una parte desbrozar «é moi doado, coma se colleses manteiga, pásaslle o tractor coma se nada». Pero, por otro, la tarea no se acaba nunca.

«Se limpas no mes de marzo-abril, como veña algo de calor e choiva en menos dun mes tés herba para apañar. Mesmo agora en xullo. En Buxantes limparon estes días e xa está medrada outra vez», algo que que para el alcalde, «en si non é malo», siempre que los Concellos cuenten con los medios necesarios y «non se carguen de competencias sen os recursos, que é o que está pasando».

Lo sabe bien su colega de Cee, Margarita Lamela, que de momento tiene un contrato por dos años, el pasado y este que ya firmó el gobierno anterior, pero a partir de ahí, tendrá que tomar medidas. «Tendríamos que recuperar la plaza de tractorista, pero hay que incluirla de nuevo en la RPT, porque la quitaron durante el gobierno de Zaira [Rodríguez] todavía no sé muy bien por qué», comenta Lamela, que tiene tractor, pero no hay nadie indicado en el Concello para usarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Las cunetas le ganan la partida a las desbrozadoras día tras día