Los santos que llaman la atención

El más famoso es el de la escopeta de Brantuas, pero hay otras representaciones que también tienen sus peculiaridades


carballo / la voz

Por Olveiroa, Dumbría, pasan ahora, en los mejores días, decenas de peregrinos. Con la llegada del buen tiempo ya serán centenares. Algunos de ellos aprovechan para darse una vuelta por la localidad y, por ejemplo, bajar hacia una especie de mirador desde el que se aprecia una magnífica vista del Xallas. Antes habrán caminado frente a la iglesia, y seguro que a muchos les sorprende ver la imagen de Santiago, el patrón de la parroquia, pintada de blanco, con la barba negra. Fue obra de un vecino, hace unos 20 años, aprovechando las obras de restauración, y sobre otras pinturas distintas. Sin saberlo, sumó una representación peculiar a la iconografía xacobea. Hoy no sería posible, y en todo caso, resultaría sancionable.

Hay muchas imágenes llamativas por la comarca. Los san Bartolo de Salto, Vimianzo, o Mira, en Zas, con su gran cuchillo en la mano. San Adrián de Castro, en Zas, un sable. San Miguel de Treos, una espada, lo mismo que en Salto. Nada que ver, en todo caso, con el san Xulián cazador de Brántuas, en Ponteceso, restaurado y dejado como está ahora hace 50 años, gracias a las gestiones y pagos de un emigrante de la parroquia en Montevideo, según contaba él mismo en una entrevista.

Santiago Matamoros, con su espada bien visible, tiene sus representaciones, por ejemplo, en la capilla de As Neves de Buxantes, en A Ameixenda y en Buxantes. En Olveira, Dumbría, san Martiño blande su espada para cortar su manto y dárselo a un joven discapacitado y muerto de frío. Y en algunos cementerios los ángeles saludan al cielo, brazo en alto. Muy en alto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los santos que llaman la atención