El Dumbría, imparable, venció de forma contundente a un rival superior

Voleibol | Ganaron al Electrocash Extremadura por 1 a 3 sets


CARBALLO / LA VOZ

Con la salvación ya en el bolsillo desde principios de mes cuando lograron el punto necesario contra el Valladolid, los de Luís Alberto se propusieron quedar lo más alto posible en la tabla. Y van camino de conseguirlo. En la penúltima jornada de liga disputada ayer, viajaron a Extremadura para enfrentarse al quinto clasificado, el Electrocash, que los aventajaba en cinco puntos. Y pese a ser una salida complicada ante un rival que ha puntuado en todos sus partidos como local excepto en uno y que cuenta en sus filas con el máximo anotador de la categoría, el internacional cubano Joan Janés, los dumbrieses lograron arrebatarle los tres puntos al vencer por 1 a 3 sets. La clave estuvo en el acierto a la hora de defender al opuesto cubano, así como en el juego por el centro de la red, la segunda baza ofensiva del rival. Con todo, fueron sets muy ajustados.

Comenzaron ganando el primero por 24 a 26. Luego, cayeron en el segundo por una diferencia mayor (25-20). Pero este resbalón les sirvió para coger fuerzas de nuevo y estar en alerta. Así, vencieron el siguiente y el definitivo por 27 a 29 y por 26 a 2, respectivamente.

La victoria tiene más mérito todavía si se tiene en cuenta que viajaban justos de efectivos, ya que a las bajas de los juveniles Unai Larrañaga y Marco Lado, se sumaron las de Javier Castro y David Blanco por enfermedad.

Los dumbrieses están en racha. Esta es la tercera jornada en la que puntúan. El fin de semana pasado vencieron al Badajoz también por 1 a 3 y, en el anterior, sumaron un punto frente al Valladolid al quedar 2 a 3. La próxima semana afrontarán la última cita de la liga en su feudo contra un inferior Rotogal Boiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Dumbría, imparable, venció de forma contundente a un rival superior