Unas 200 hectáreas de terreno agrícola están aún bajo las aguas del Xallas

Los propietarios culpan de la inundación a la apertura de la presa de A Fervenza


MAZARICOS / CORRESPONSAL

Lleva día y medio sin llover -las precipitaciones volverán, previsiblemente, a lo largo de la jornada de hoy- pero las consecuencias de la tromba caída la madrugada del martes y buena parte de la jornada del miércoles siguen sobre el terreno. Centenar y medio de fincas de cultivo que suman una superficie de casi 200 hectáreas siguen inundadas en su totalidad o en gran parte por el desbordamiento del Xallas.

La inmensa mayoría de estas parcelas pertenecen a agricultores de las parroquias de Olveira y Olveiroa, en Dumbría, y a las de Corzón y Colúns, en Mazaricos, que deberán dejar pasar varios días de buen tiempo para poder acceder a sus fincas: «O peor é que moitos acababamos de abonar e o produto arrincou todo coa auga polo río abaixo. Agora haberá que esperar a que veña o bo tempo para volver a facelo e volver a gastar o diñeiro en fertilizantes», apuntan un profesional del lugar de Olveira.

De idéntica opinión es Isidoro Caamaño Lado, ganadero y presidente de la asociación de vecinos de Colúns, una de las más afectadas por la riada: «Non nos colleu de sorpresa. É algo que vén pasando nos últimos anos sempre que veñen varios días de moita chuvia. Acumulan toda canta poden no embalse e, cando non lles queda máis remedio, abren a presa e inundan as leiras», critica.

Los ganaderos apuntan claramente a Ferroatlántica, empresa concesionaria del aprovechamiento hidroeléctrico del río Xallas, como culpable de una situación de la que dicen no quieren hacerse cargo: «Xa tivemos varias reunións con técnicos da empresa e o único que nos quedou claro é que de soltar un euro nada de nada», apuntan el responsable de esta entidad parroquial.

Controles del caudal

Desde la empresa, por su parte, se escudan en la gran cantidad de agua caída y en las dificultades que genera la gestión de este importante caudal para justificar las inundaciones de las fincas. De hecho, personal de la factoría estuvo durante toda la jornada del miércoles a pie de río realizando mediciones constantes del nivel de agua para programar con seguridad la apertura de la presa.

Sea como fuere, lo cierto es que la lluvia dificultará el aprovechamiento del forraje de muchas fincas situadas en las márgenes del Xallas e incluso algunos de sus titulares no descartan que no se puedan aprovechar para el ensilado: «Teríamos que volver a abonar, se é que dá secado o terreo axiña, e esperar entorno a tres semanas para que a terra absorba o fertilizante. Así que igual moitas leiras igual teñen que quedar sen ensilar», apuntan desde la cooperativa láctea mazaricana Busto-Corzón que, a día de hoy, tienen más de 10 hectáreas de terreno cubiertas de agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unas 200 hectáreas de terreno agrícola están aún bajo las aguas del Xallas