Las abejas, más de silva que de toxo

L. GARCÍA / P. BLANCO CARBALLO / LA VOZ

CORISTANCO

María del Carmen Seijo Coello
María del Carmen Seijo Coello MIGUEL VILLAR

SOMOS AGRO | La EFA Fonteboa de Coristanco se sumerge esta semana en la apicultura, con su tradicional cata incluida. María del Carmen Seijo Coello y Amelia Virginia González Porto son dos de las investigadoras que participarán en las jornadas «Apirural 4.0»

19 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Setas o miel, afirmó Luis García, director de la EFA Fonteboa, son de esas producciones consideradas a veces «un pouco de segunda», pero gastronómicamente «de primeira». La miel, de hecho, tiene «todo un mundo detrás» y parte de él lo analizarán en las jornadas Apirural 4.0 que el centro educativo de Coristanco acogerá mañana, viernes y sábado. Es un programa de investigación e innovación educativa financiado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. García, que conduce el programa Voces do Agro, charló en Radio Voz con dos de las participantes: María del Carmen Seijo Coello, investigadora del departamento de Bioloxía Vexetal e Ciencias do Solo en la facultad de Ciencias de Ourense (Universidad de Vigo), y Amelia Virginia González Porto, investigadora del CIAPA, Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo, en Guadalajara, aunque «100 % galega».

Seijo abordará la flora apícola de Galicia. Porque plantas hay muchas, miles y miles, pero solo una parte tienen «interese apícola». Las abejas tienen sus gustos a la hora de libar o succionar. Su elección tiene que ver con la posibilidad, o no, de extraer néctar, polen, propóleos, melada e incluso agua, el rocío mañanero. «O toxo é unha planta moi vistosa, pero pouco apetitosa para as abellas», especificó García. Y Seijo concordó: «Unha mágoa, si. A pesar de que hai moito nos montes...». No obstante, incide: «Afortunadamente, en Galicia temos unha flora variada que pode axudar a manter unha colonia de abellas durante case todo o ano». Se prestan bien las de la familia de las fagáceas, las mirtáceas o las rosáceas. También leguminosas como el trébol. El viernes estará en Fonteboa, aunque avanza: «Aquelas que teñen un maior porte, como as árbores, teñen unha maior superficie para producir flores e por tanto acaparan máis o interese das abellas: un castiñeiro ou un eucalipto que entra en flor, por exemplo», apunta. El eucalipto, dijo, florece en invierno: «Nas zonas de costa é un recurso moi bo. Hai anos nos que permiten acadar moi boas producións de mel, e ademais con moi boa valoración por parte do consumidor».

Carlos Ocampo

Quiso incidir la investigadora, por ello, en el papel clave que en la comunidad gallega juegan las plantas silvestres para la producción de miel. Además de las ya mencionadas, o de las ericáceas como brezos y queiroas, estaría la silva: «E dela imos sobrados. Un recurso seguro, que sempre está aí, que produce moito néctar e polen, e nun período que adoita coincidir co de maior evolución na colmea». En todo este mundo silvestre tiene «un recurso moi valioso» la apicultura, que a su vez puede contribuir a «dar valor a todas esas áreas un pouco denostadas porque non se lle ve unha utilidade tan clara como a un cultivo». Se trata, en definitiva, de buscar complementariedad, de elegir bien dónde se sitúan las colmenas —incluso en algunos lugares se hace trashumancia—, de saber observar en qué momento se dan las floraciones, también en las huertas, los frutales... Vamos, que no haya mucha abeja y poca flor, para así optimizar la producción.

Amelia Virgina González Porto
Amelia Virgina González Porto

Distintos orígenes florales dan distintos tipos de miel, e incluso no siempre el mismo, porque también influyen otros factores. Muchas cosas derivan asimismo en un precio u otro. Este ha sido un año extraño en temperaturas, lo que se replica en las propiedades organolépticas del producto: color, sabor, aroma, textura... En ello incidió desde el CIAPA, centro de referencia apícola a nivel nacional, la investigadora Amelia Virginia Seijo. Lleva años catando mieles, y este viernes conducirá la 17.ª cata en Fonteboa, en la que se elegirá la mejor miel en la categoría absoluta y la mejor de la Costa da Morte, agrupando a los 17 concellos del GDR. Claves para un consumidor: observar la parte visual, la limpieza, la turbiedad, el color que incluso puede delatar un origen u otro... Y, ojo, que aunque las de los supermercados en general no se vean así, porque el consumidor la suele preferir «que caia fácilmente», la cristalización de la miel es «totalmente normal, de forma natural», por madurez. ¿Sabía que la miel puede fermentar? Pues sí, y ocurre, sobre todo, por exceso de humedad. Para aprender más de todo ello: Fonteboa.

Jueves. Recepción de los soicios y presentación del programa de trabajo (20.00). Cena con socios del proyecto Apirural (21.00).

Viernes. Reunión de los socios participantes en el proyecto Apirural (09.30). Presentación del programa a alumnos y docentes (11.30). Visita a apiario didáctico (16.00). Conferencia sobre flora apícola de Galicia, con María del Carmen Seijo (18.00). Cata didáctica de miel, conducida por Amelia Virginia González (19.30). Para esta cata cualquiera puede presentar su muestra: se han de entregar, eso sí, antes de las 18.00 horas de este jueves, en la EFA Fonteboa. Las muestras han de tener un peso mínimo de 500 gramos, indicando nombre del apicultor, teléfono y origen (parroquia y concello). 

Sábado. Ruta das Alvarizas por el monte Faro (10.30), en colaboración con la Peña Barcelonista Irmandiña de Vimianzo. Guía Carme Toba (Apatrigal). Salida de la Praza do Concello. Inscripciones en el 981 733 051 (Fonteboa) o 697 519 225 (Peña).