Llegan a los mercados la patata de Coristanco y el calabacín

m. A. REDACCIÓN / LA VOZ

CORISTANCO

Santi M. Amil

El consumidor apuesta cada vez más por los productos de kilómetro cero

28 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Poco a poco, las hortalizas y frutas cultivadas en Galicia van copando los mercados municipales gallegos. En el mercado de abastos de Elviña, en A Coruña, los vendedores tienen claro que a la hora de elegir los productos, el consumidor apuesta principalmente por los que son cultivados en proximidad.

Calabacín

De vuelta. La mejor temporada para esta hortaliza es, sin duda, el verano. Permite una gran versatilidad a la hora de cocinarla y contiene una gran cantidad de nutrientes y sales minerales beneficiosas para la salud. Fritos, en forma de pasta, en tortilla, rellenos... Existen una gran variedad de platos que permiten disfrutar de los calabacines como se merecen. Además, su flor anaranjada es un manjar muy preciado por los maestros de los fogones. Para cocinar estas flores es necesario lavarlas y secarlas bien, luego se pueden saltear o freír con un rebozado de harina o, incluso, rellenarlas para luego freírlas o asarlas en el horno.

Fresa de Carral

Las más ricas. Aunque, están disponibles durante prácticamente todo el año, el verano es el momento en el que la fresa de Carral adquiere un sabor dulzón y más sabroso gracias a los baños del sol. Y no hay duda de que, frente a sus primas de Huelva, la fresa gallega arrasa en todas las casas por las que pasa.