Erbecedo pierde a O Panadeiro, Ramón Añón, bisabuelo del futbolista Angeliño

Las honras fúnebres están previstas para las cinco menos cuarto de la tarde de hoy


caballo / La Voz

Falleció Ramón Añón Remuiñán, de 96 años, O Panadeiro por excelencia en Carballo y Coristanco. Empezó en el oficio en 1950 con un caballo. «Cargaba uns cen quilos de pan e ía vendelo ata a 40 quilómetros de distancia», contaba hace dos años, cuando aún conducía y acompañaba a los trabajadores en el reparto. Añón Remuiñán era, además, abuelo de Angeliño, estrella del fútbol comarcal. 

A pesar de su edad se mantenía muy activo y sus hijos habían declarado a La Voz que prácticamente operaba como el tesorero de la empresa. Aunque empezó de jornalero, su madre conocía el oficio del pan y él decidió seguirlo y ya nunca más lo dejó. Un panadero vocacional que seguía pendiente del negocio hasta los últimos tiempos de su vida. Le encantaba hablar con la gente, sobre todo con los clientes y recordaba cómo le gustaba el pan en casa, si más cocido o menos.

Llegó a vender su producto hasta A Baña. Su vida fue muy trabajada, pero se declaraba feliz por lo conseguido. Estaba viudo y tuvo seis hijos. Las honras fúnebres están previstas para las cinco menos cuarto de la tarde de hoy, con funeral y entierro a continuación en el cementerio de Erbecedo, Coristanco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Erbecedo pierde a O Panadeiro, Ramón Añón, bisabuelo del futbolista Angeliño