Tres depuradoras de Coristanco están abandonadas y una cuarta está parada

Un informe de Augas de Galicia refleja el pésimo estado en el que se encuentra la red municipal de saneamiento


Carballo / La Voz

El saneamiento de Coristanco sufre severos fallos de mantenimiento. El servicio municipal es incapaz de garantizar un servicio mínimo de calidad y de prestaciones para los usuarios. Así lo atestigua un informe, de siete páginas, elaborado por Augas de Galicia, ente dependiente de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade de la Xunta.

El documento no deja lugar a dudas. La red de tratamiento de las fecales dista mucho de lo que sería el óptimo. Y no solo eso, sino que no cumple unos requisitos mínimos exigidos en pleno siglo XXI. Según este informe, tres de las estaciones depuradora de aguas residuales (EDAR) están completamente abandonadas a las manos de Dios y una cuarta, lleva tiempo parada debido a las continuas averías. En todos los casos, los técnicos achacan estas deficiencias al nulo mantenimiento.

EDAR de Portoquintáns. Costó 2.262.041,84 euros y se entregó al Concello en marzo del 2017. Fue diseñada para dar servicio a 600 vecinos. «Las instalaciones se encuentran abandonadas, pero los equipos presentan un buen aspecto. Según explicaron los técnicos municipales, se dejaron de mantener por los continuos atascos que sufrían las bombas de agua bruta».

EDAR de Vilaverde. Construida para dar servicio a medio millar de habitantes. «Las instalaciones se encuentran también abandonadas. El cuadro eléctrico resultó quemado tras un acto de sabotaje, que impidió mantener la infraestructura en mantenimiento. En todo caso, no se debería descartar más daños», refleja el informe de Augas de Galicia.

EDAR de Traba. Las obras finalizaron en noviembre del 2006 y la depuradora se entregó al Ayuntamiento en febrero del 2007. Costó 186.996,76 euros y fue diseñada para dar servicio a 1.800 habitantes. «Se encuentra totalmente abandonada».

EDAR Rego da Balsa. Se ubica junto al centro comercial Carrefour y tendría que dar servicio a unos 250 vecinos de la zona: «Una vez más, la depuradora está parada por los problemas de atascamiento en el bombeo de agua bruta», reza el documento elaborado por la Xunta.

Un sabotaje de 100.000 euros en la planta de Vilaverde todavía sin arreglar ocho meses después

La estación depuradora de aguas residuales de Vilaverde sufrió un acto de sabotaje a mediados de febrero. Fue un operario del Concello el que descubrió graves daños en una caseta situada junto a la puerta principal. Se trata de un espacio cerrado en el que se almacena el sistema eléctrico y la tecnología necesaria para hacer funcionar de forma correcta la instalación.

El trabajador municipal abrió la puerta de la caseta y comprobó que había sufrido serios daños como consecuencia de un incendio intencionado. Los daños fueron valorados en su momento en unos 100.000 euros. Pues bien, ocho meses después de aquel sabotaje, la infraestructuras sigue sin estar operativa, según Aguas de Galicia. Y eso que se trataba de un viejo y anhelado proyecto que data del 2010.

Cabe recordar que en enero del 2017, siendo alcalde Amancio Lavandeira, la entonces conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, inauguró las depuradoras de Vilaverde (Cereo) y Portoquintáns (Valenza). Estas dos infraestructuras vieron la luz tras acometer la Xunta una inversión de 2,3 millones de euros y tenían que dar servicio a unos 1.100 vecinos. La de Cereo, además, fue pionera en la Costa da Morte por el uso de una tecnología ecológica.

Juan García Pose: «Precisamos tres millóns para arranxar o saneamento e a traída»

El trabajo se le acumula al alcalde de Coristanco, Juan García Pose. Solo tuvo descanso el día que tomó posesión, el 15 de junio. A partir de entonces, reuniones, viajes... Y, sobre todo, tirar de calculadora. Una de las prioridades del regidor hasta la fecha ha sido la actualización y adecuación de las redes de saneamiento y de la traída a los estándares mínimos de calidad exigidos. Y para ello, Juan García Pose ya tiene claro que ambos proyectos supondrá una inversión millonaria: «Precisamos tres millóns de euros para arranxar o saneamento e a traída de Coristanco». Solo el saneamiento supondrá una inyección económica de 2,2 millones de euros. Las cifras se desglosan, a grandes rasgos, de la siguiente forma: Más de 200.000 euro en arreglar y poner en marcha las cuatro depuradoras existentes en Coristanco. De forma paralela, habría que destinar otro millón y medio de euros a la renovación integral de la planta de tratamiento de agua, en O Carrizal. El Concello ya puso de su bolsillo unos 20.000 euros en el arreglo de los dos filtros y de una de las bombas que llevaba parada unos cinco años. Pero ante el aumento del consumo y la escasa capacidad de la ETAP para filtrar y limpiar agua se haría necesario una ampliación de las instalaciones para multiplicar por tres (hasta los 60 litros por segundo) la cantidad de agua depurada y tratada procedente del río Vao.

Y para solucionar de una vez por todas las fugas de agua (17 en total), el Concello debería poner 450.000 euros en renovar por completo la tubería principal, de fibrocemento, de unos 3 kilómetros de longitud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres depuradoras de Coristanco están abandonadas y una cuarta está parada