La Festa da Pataca fía su futuro en la huerta y la gastronomía local

El programa de esta edición ha servido para preparar el 40 aniversario


carballo / la voz

La próxima edición de la Festa da Pataca de Coristanco comenzará dentro de seis meses. Ayer mismo el alcalde, Juan Carlos García Pose, ya barruntaba actividades para el 40 aniversario, cuando la huerta y la gastronomía serán, de nuevo las protagonistas. Solo queda medio año para que arranque el concurso para elegir la tortilla que representará a Coristanco. Se servirá dentro de 364 días, pero los establecimientos hosteleros que participen deben ir ideándola ya porque los vecinos tendrán seis meses para probarla y votarla.

La agricultura estará también presente con actividades, en un terreno junto a la plaza de Erbecedo, sobre la que caía ayer un sol de justicia, que el público aguantó estoicamente para asistir a la misa, el pregón y la entrega de premios, en la que participaron muchos representantes de la Xunta, entre ellos la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.

Los productos locales estuvieron presentes con los puestos de venta. Desde leche y queso fresco de O Rosal de A Laracha, hasta tomates y berenjenas de la Horta da Lousa de Cerceda, o patatas de la Casa da Tulla, del mismo Coristanco.

Y por primera vez en una fiesta de la Costa da Morte todo el material para la comida era reciclable, desde los vasos a los cubiertos o los platos; con preparaciones realizadas por establecimientos de hostelería del municipio con productos de la zona exclusivamente. Incluso las papeleras eran de cartón.

Las novedades ya habían arrancado con la jornada técnica el viernes y siguieron el sábado con la presentación de la asociación de tramitará la marca de calidad, para añadir valor al tubérculo. Pero también hubo lo de siempre, lo peculiar de la celebración, como el desfile de tractores engalanados, que ha mantenido el nivel.

Sin embargo, la mesa y la tierra han sido los dos ambientes en los que se intenta hacer hincapié para mejorar el valor de la patata y darla a conocer. Por eso también hubo showcooking, otra novedad, y actividades para implicar a los niños.

La declaración de Interese Turístico mueve a docentes y el pregonero va de «embajador»

 

 

Carlos Fernández, director del colegio Xosé Pichel, fue muy claro a la hora de defender que la Festa da Pataca sea declarada de Interese Turístico Galego, pero también reconoció que hay que ir a por la calificación nacional. Lo mismo dijo el físico Jorge Mira, que también ejerció de presentador. Son dos de los avalistas de la propuesta, junto con otros docentes relacionados con el municipio.

También el pregonero, el entrenador Juan José Vila, habló de la patata de Coristanco. Dijo que se había hecho embajador «e pódese decir que miña nai converteuse nunha das principais exportadoras internacionais de patacas. Todo clandestinamente, non se declaraba nada na aduana», dijo. Él que ha vivido en Valencia, Moscú, Mallorca, Nottingham y Midddlesbrough declaró que siempre habló de las patatas de su tierra.

También habló Manuel Remuiñán, responsable de la creación de la fiesta en 1980, cuando era alcalde. Recibió la Pataca de Ouro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Festa da Pataca fía su futuro en la huerta y la gastronomía local