«Os rapaces tamén temos futuro nas comarcas galegas do medio rural»

Xuventude quiere fijar población en el campo con un programa de empleo para jóvenes de entre 16 y 30 años

Adrián Ferrol García en la granja donde encontró trabajo a través de Emprural
Adrián Ferrol García en la granja donde encontró trabajo a través de Emprural

la voz / redacción

La pérdida de población en las comarcas del interior de Galicia no ha dejado de ser una preocupación desde hace años. La pregunta es de qué modo puede equilibrarse la balanza para que la emigración interior hacia las ciudades del eje atlántico no haga zozobrar a toda una comunidad. Asentar población joven en el medio rural es una de las vías para lograrlo, un objetivo que pretende el programa Emprural de la Dirección Xeral de Xuventude, dependiente de la Consellería de Política Social.

La idea es facilitar a los jóvenes su orientación e inserción sociolaboral en comarcas del medio rural de Galicia. Aquellos que estén interesados en participar en el programa de este año pueden solicitarlo hasta el día 8 de este mes. Se ofertan 50 plazas. Las solicitudes pueden presentarse en la página web de la Dirección Xeral de Xuventude: xuventude.net.

Adrián Ferrol García es de Santa Comba. Aunque nació en una granja dedicada a la producción láctea quiso saber más sobre ganadería porque, como dice, «nunha explotación moderna hai que saber facer moitas cousas», pero también porque quería vivir en el entorno en el que nació. Fue a clase al Centro de Promoción Rural EFA Fonteboa, en el concello de Coristanco, y allí se enteró de qué era eso de Emprural, un programa dirigido a jóvenes de entre 16 y 30 años que están en la última etapa de sus estudios o están en el paro y que quieren convertirse en emprendedores o trabajar en el explotaciones o empresas del sector primario en comarcas fundamentalmente rurales.

Adrián, que ahora tiene 21 años, se apuntó. Resultó beneficiario en la edición del año pasado e hizo prácticas en la SAT Vila Alborés, en el concello de Mazaricos. Porque los participantes en el programa tienen un período formativo de un máximo de tres meses de prácticas. El joven de Santa Comba, además, logró empleo. Fue uno de los 20 jóvenes de un total de 46 que tras enrolarse en esta aventura dieron el salto al mercado laboral. «Apunteime para aprender, para formarme, porque ao ser unha explotación máis grande aprendes moitas cousas no día a día», apunta.

Y además defiende que en las comarcas rurales, trabajando en el sector primario, «hai futuro». Dice que «non é un traballo malo, é moito mellor facer isto que estar pechado nunha oficina. Aquí podes facer máis cousas, lévalo ben e os animais son un apoio moi bo. Cólleslles cariño».

Él trabaja con los animales, con los becerros de recría y las vacas madres. «Non vale traballar como antes, agora o que traballa nunha explotación ten que saber cando unha vaca pode estar enferma, administrar o medicamento ou controlar os robots de ordeño».

Después de haber pasado por el programa, no duda en recomendarlo a todo el que quiera contribuir aportando su pequeño grano de arena al desarrollo sostenible del rural: «Animo aos mozos para facelo e canto máis novos mellor. Con dezaseis anos mellor que máis tarde porque terán máis tempo para aprender». Receta de quien ha pasado por Emprural y le ha merecido la pena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Os rapaces tamén temos futuro nas comarcas galegas do medio rural»