El precio récord de la patata multiplica el terreno de cultivo

CHEQUEO | AGRO | La próxima cosecha se espera muy abundante por la cantidad de hectáreas que se plantarán


Carballo / La Voz

Aprovechando los días de sol de esta semana, los agricultores de la zona se han lanzado a preparar sus tierras para los cultivos más habituales, que son el maíz forrajero y la patata, que este año probablemente batirá un récord de superficie plantada.

La razón son los altísimos precios que ha llevado el tubérculo en esta campaña y todo debido a la escasez de la cosecha anterior. En ningún momento ha bajado de los 90 céntimos y en las últimas ferias de Paiosaco llegó hasta los 1,5 euros.

Este año, más que en otras ocasiones, se ha hecho pasar producto de fuera como si hubiera sido recolectado en Coristanco, donde hace ya tiempo que no se vende. Queda en los municipios del entorno, pero ya muy poca cantidad.

Debido a esta escasez, la patata temprana que llegará dentro de poco más de un mes a los mercados desde las fincas costeras de Bergantiños llevará de nuevo precios disparatados. Vendrá a suplir la falta de tubérculos que se está dando en este momento.

Para subirse al carro, los labradores del interior, sobre todo de Coristanco y Carballo, están decantándose por la Red Pontiac, una especie que se da muy buen en la zona, que tiene carne blanca y, sobre todo, un ciclo mucho más corto que la Kennebec, que se va a los tres meses.

Si el tiempo se mantiene estable, en las próximas semanas comenzarán las plantaciones en toda la zona. Cuanto antes se realicen menos posibilidades habrá de que haya ataques de mildiu, que suelen comenzar a finales de mayo y junio, cuando la humedad y las altas temperaturas hacen que el hongo prolifere. Adelantar el cultivo supone llegar con la planta y la raíz más hecha al momento más complicado de la primavera.

De todos modos, en un ciclo de 90 días cualquier cosa puede suceder y al margen del mildiu, que es el gran enemigo del tubérculo, hay otras enfermedades que pueden mermar la cosecha.

Ahora todo dependerá del tiempo, pero también de las habilidades y conocimientos del agricultor. Una vigilancia estrecha de las plantas y la capacidad para saber diagnosticar los problemas puede marcar la diferencia entre un rendimiento normal, de 20.000 kilos por hectárea o uno más bajo. Este año hubo campos con muy poca patata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El precio récord de la patata multiplica el terreno de cultivo