Un coristanqués acumula en un solo año 3 condenas por conducir borracho

Al encausado solo le queda una última vía para recurrir: un recurso de casación ante el Tribunal Supremo


Carballo / La Voz

Había sido condenado previamente «en sentencia firme» el 31 de enero del 2018 por un juzgado de Corcubión, y el 6 de marzo del 2018, por otro de Carballo, «como autor de sendos delitos de conducción bajo los efectos del alcohol», a la retirada del carné durante dos años y dos años y cuatro meses, respectivamente.

Un vecino de Coristanco circulaba sobre las cinco y media de la madrugada del sábado al domingo del 15 de abril del pasado año por la rúa Pan de Carballo. Lo hacía en un Mercedes E 330 D «bajo la influencia de una intoxicación etílica, contraída con anterioridad, que le impedía conducir en las debidas condiciones de seguridad», según refleja el fallo de la Audiencia Provincial.

Una patrulla de la Policía Local siguió al vehículo desde la rúa Pan hasta la avenida da Cristina, donde lo pararon. Uno de los uniformados conocía de sobra el turismo y al conductor, ya que hacía un mes y medio que le había abierto diligencias por hechos similares.

Le solicitaron la documentación. Tenía el permiso retirado por orden del juzgado de Corcubión hasta el 31 de enero del 2020. Los agentes realizaron la prueba al conductor, M. B. R. nacido en Zas en septiembre de 1967 y residente en Coristanco. Dio 1,06 y 1,08 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, casi cinco veces más de lo permitido. En la sentencia constan síntomas claros de embriaguez: «Aspecto externo desaliñado, halitosis alcohólica notoria a distancia, vestidos desarreglados, expresión verbal repetitiva, deambulación inestable, rostro congestionado, ojos apagados y brillantes, mirada conjuntiva y enrojecida».

El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña lo condenó el 1 de junio del 2018 a cinco meses de prisión «como autor responsable de un delito contra la seguridad del tráfico con el agravante de reincidencia» y la retirada del permiso de circulación durante otros tres años más.

El condenado presentó recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, alegando «principio de proporcionalidad». Pidió sustituir la condena de cinco meses de prisión por «trabajos en beneficio de la comunidad». Pero en la Audiencia Provincial lo tuvo claro: «Es imposible ofrecer más oportunidades a quien ha sido condenado tres veces en menos de un año, dos en apenas un trimestre».

Al encausado solo le queda una última vía para recurrir: un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un coristanqués acumula en un solo año 3 condenas por conducir borracho