Tenso pleno para aprobar de forma definitiva el presupuesto de Coristanco

Luz verde para bonificar el ICIO en hasta un 95 % a las empresas que fomenten el empleo


Carballo / La voz

Los plenos de Coristanco llevan siempre dos ingredientes: polémica y abarrote de público en la sala. Y este miércoles no fue una excepción. Había un par de puntos del orden del día, pero el debate se prolongó por espacio de una hora y cuarenta minutos.

El primer punto, como no, ya arrancó con trifulca dialéctica entre el alcalde, Abraham Gerpe, y los integrantes de la oposición. Sobre todo con el líder de Terra Galega, Amancio Lavandeira, donde las diferencias personales superan ya a las políticas y eso que fueron socios de gobierno durante 13 meses.

A debate, la aprobación definitiva del presupuesto (4.097.840,37 euros), refrendado de forma inicial el 24 de julio, tras no aceptar el ejecutivo, con el visto bueno de los técnicos, la inclusión de las alegaciones presentadas por Terra Galega. El líder centrista Amancio Lavandeira, no entendió que no se hubiera aceptado el recurso: «Hai sentenzas, incluso do Tribunal Constitucional, que avalan que os partidos poidan presentar alegacións porque ademais de políticos son veciños e, polo tanto, deberían terse en conta aínda que logo, unha vez analizas, se rexeiten». Abraham Gerpe solo dijo que se amparó en los informes técnicos de los funcionarios para dar carpetazo a las alegaciones y dar por aprobado el presunto de este año, que ya entró en vigor.

También hubo polémica, y de la buena, cuando se debatió la bonificación del ICIO en hasta un 95 % para las empresas que generen empleo en Coristanco. Amancio Lavandeira tiró con bala sobre la rapidez a la hora de presentar esta normativa y achacó la decisión del gobierno local al apoyo «aos proxectos eólicos» previstos en O Campelo, Bustelo y Monte Toural. El alcalde negó esta versión: «Non é certo. A día de hoxe no Concello non entrou ningún tipo de proxecto eólico. Non poñamos os carros antes cos bois. É unha ordenanza similar á que teñen en Carballo e na Laracha, por exemplo, e o que se busca e o fomento do emprego en Coristanco e de fixar poboación». Tanto BNG como TeGa propusieron dejar esta ordenanza encima de la mesa «ata consensuala con todos os partidos políticos», reclamó sin éxito Laura Mariño. La media salió adelante con los votos a favor del ejecutivo local. Es más, el alcalde aprovechó la ocasión para hablar de la posibilidad de reducir algunos impuestos y tasas, aunque dejó claro que aunque la situación económica mejoró y el período medio de pago a proveedores se redujo de más de 500 días a 50, todavía quedan algunos aspectos por mejorar.

IBI

Gerpe Muñiz puso como ejemplo la rebaja ya aplicada del 18 % en el IBI, que entró en vigor en enero de este año «grazas un pleno celebrado a petición do PP o 4 de novembro del 2016», y lamentó que no pudiera entrar en vigor en enero del 2017, algo que achacó a Lavandeira, entonces alcalde de la localidad. El líder de TeGa se defendió de las acusaciones respondiendo que los plazos no se cumplieron debido a la complejidad de los trámites para su aprobación definitiva en el BOP y la correspondiente entrada en vigor

Polémicas

Fue un pleno largo e intenso, lleno de polémicas e, incluso, de malas formas. Como cuando el alcalde reconoció que no tenía intención de hablar con el líder de Terra Galega para negociar los grandes temas municipales «porque non chega á categoría de persoa», una frase que enfadó y mucho a los integrantes de la oposición, que exigieron respeto para todos los concejales, sean del color político que sean. Especialmente dura se mostró Laura Mariño, quien espetó: «Todos temos cuestións persoais pendentes, pero aquí vimos para debater e resolver so problemas dos veciños».

El clima de tensión iba en aumento según transcurrían los minutos. Y la gota que colmó el vaso fue cuando el alcalde anunció que las mociones deberían pasar el filtro de la urgencia, algo que cabreó a la representante nacionalista, que tras leer la suya sobre la negativa a los proyectos eólicos y ser rechazada con el voto de calidad de alcaldía, se levantó y se fue. Le siguieron Verónica Facal y los ediles de TeGa entre aplausos y vítores de los vecinos. Unos vecinos que ya no podrán hablar al finalizar los plenos hasta que se apruebe una ordenanza que regule las intervenciones. Los motivos argumentados por Gerpe son las continuas faltas de respeto hacia el gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tenso pleno para aprobar de forma definitiva el presupuesto de Coristanco