Los eclipses, el reto que marca el cielo

Si las nubes lo permiten, la Costa da Morte se revela muy apta para captar lo inusual


carballo / la voz

Mañana se cumplirá exactamente un mes de ese eclipse lunar que los científicos anunciaban como el más largo del siglo XXI. Esa tarde-noche de 27 de julio coincidieron en la comarca varias iniciativas para contemplarlo, arrastrando a numerosas personas, pero las nubes lo impidieron.

Fue un verdadero chasco, pero no mermó ni un ápice una realidad constatada a menudo en la Costa da Morte: el cielo está volviendo a cobrar protagonismo, es un escenario que viene fascinando al ser humano desde siglos. Cada puesta de sol semeja única, así que instantes y alineaciones que se dan cada tanto tiempo, y de forma tan particular, generan suma expectación.

«Unha eclipse é a situación que se produce cando a Terra se interpón entre a Lúa e o Sol, ou cando a Lúa se interpón entre a Terra e o Sol», explica el físico baiés Jorge Mira. «Teñen que interpoñerse de modo que fagan sombra, para que tapen a luz que lle chega do Sol», añade. Si la Luna diese vueltas a la Tierra en el mismo plano que la Tierra da vueltas alrededor del Sol, habría un eclipse de sol y uno de luna cada 28 días, pero el plano de la órbita de la Luna alrededor de la tierra está torcido cinco grados con respecto al de la Tierra, con lo cual el fenómeno tan buscado pasa con mucha menos frecuencia.

Un espacio relativamente virgen, baja polución lumínica y localización en el mapa singular -último solpor de la Europa continental- hacen de esta comarca un rincón privilegiado para mirar y buscar en el cielo la magia de lo pasajero, la alineación estratégica que, de algún modo, siempre tiene algo de reto.

Superluna, luna roja o luna de sangre son términos cada vez más apegados al día a día, y todo tiene su explicación: «Na eclipse de lúa, cando a Terra lle tapa á Lúa a luz do Sol, a Lúa vese igualmente, porque os raios de sol pasan pola atmosfera da Terra e tórcense ata chegar á Lúa. O paso pola atmosfera fai que se extingan todas as cores do sol, agás a vermella, e por iso esa cor». Es la luz de paso más largo, la que más resiste. En fin, juegos para el intelecto e invitación ineludible para la maestría fotográfica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los eclipses, el reto que marca el cielo