Goteo de alegaciones por las líneas de los eólicos de Campelo, Toural y Bustelo

En el parque vimiancés de Miñón el acuerdo y el diálogo son generalizados

.

Carballo / la voz

Las primeras alegaciones contra los parques de Campelo, Toural y Bustelo ya se han presentado y a lo largo de la semana serán más, según lo acordado en la reunión celebrada el martes por la noche en Coristanco. La plataforma en contra de las instalaciones eólicas y las líneas de evacuación convocó un encuentro al que acudieron un centenar de personas más o menos directamente afectadas, puesto que había también representantes políticos y personas que no tienen terrenos en la zona, sí consideran que habrá menoscabo para el medio ambiente y la salud de las personas.

En el encuentro, que comenzó mucho más tarde de lo previsto porque el edificio de servicios múltiples estaba cerrado, se pusieron en común los asuntos objeto de alegación, como los campos electromagnéticos y el ruido que provocan los molinos asociados a las líneas de alta tensión que cruzan la zona hasta la subestación de Mesón do Vento, en el municipio de Ordes.

En el encuentro también se abordó el modo en el que estas instalaciones afectarán al medio ambiente en general, puesto que implican talas de árboles. Los afectados aseguran que algunas de las especies están en peligro de extinción.

En el encuentro quedó claro que la plataforma no tiene la intención de limitarse a las alegaciones, sino que emprenderá otras acciones que no han sido concretadas y para las que busca apoyos tanto de vecinos como de otro tipo de colectivos e instituciones públicas.

Los tres parques eólicos estarán enclavados en los municipios de Coristanco, Carballo y Santa Comba.

También en Vimianzo hubo asamblea vecinal por el futuro parque de Pedra Miñón, entre Bamiro y Xora (siete molinos de 3,46 megavatios cada uno), con unas 320 parcelas afectadas, y más o menos la mitad de propietarios. Fue el segundo encuentro en dos semanas, de nuevo en la Casa da Cultura, con cerca de un centenar de asistentes. Y de nuevo con la presencia del alcalde, Manuel Antelo, pero con la gran novedad de la presencia de cuatro representantes de la empresa Greenalia.

La reunión se desarrolló en un tono cordial, con el reconocimiento de los representantes de la compañía de que tal vez algunas cuestiones no se habían llevado como correspondía, pero debido a la exigencia de los plazos, de ahí las quejas iniciales. Ahora lo que impera es el diálogo.

Trataron sobre numerosas cuestiones: los costes, el precio de la energía, qué es servidumbre y qué no... Los propietarios cobrarán 0,85 euros por metro ocupado y 0,420 por servidumbre de paso. También se abordó la reposición de infraestructuras, vías traídas...

La empresa espera tenerlo todo cerrado, y con todos los dueños, el mes que viene, ya que el parque debe estar funcionando a finales del año que viene.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Goteo de alegaciones por las líneas de los eólicos de Campelo, Toural y Bustelo