El inmigrante que no olvida su tierra

El párroco Desiré Kouakou lleva un decenio recaudando fondos para ayudar a los necesitados de Costa de Marfil. Este sábado será la Festa Africana en el recinto de A Picota, Mazaricos


Mazaricos / Corresponsal

Difícilmente podría imaginar Desiré Kouakou Tanoh (Costa de Marfil, 1972) la repercusión que sobre su vida, y sobre la de los demás, tendría la decisión de aceptar el ofrecimiento de venir a Galicia realizado por su amigo y párroco de Mazaricos, Xosé Manuel Pensado Figueiras. Ambos habían coincidido en Madrid en su época de estudiantes, donde forjaron una amistad que se mantuvo durante los casi cinco años que, tras ordenarse sacerdote en la Universidad Pontificia de Comillas, pasó como misionero carmelita en Burkina Faso. Lugar que según explica, le sirvió para «tomar verdadera conciencia de la dimensión de la pobreza en África».

En luchar por erradicarla y en mejorar las condiciones de vida de los que viven en el continente negro comprometió su esfuerzo desde que aterrizó en tierras mazaricanas -fue párroco en Alborés y Os Vaos- hace 12 años. En la labor, estuvo acompañado, además de por su mentor Xosé Manuel, por un número importante de vecinos y amigos con los que en el 2008 puso en marcha Égueire, una asociación de cooperación para el desarrollo en África y centrada principalmente en Costa de Marfil.

Allí, tal y como apunta el propio Desiré, han llevado a cabo distintas iniciativas encaminadas, principalmente, a mejorar la educación, sanidad y, en general, las condiciones de vida de los habitantes de la región de Grand-Lahou. «Hemos puesto en marcha varios proyectos que han tenido resultados espectaculares. Entre ellos, varias campañas de recogida de alimentos y material escolar para casas de acogida infantil, un proyecto de microcréditos a cooperativas de mujeres o la maternidad recientemente inaugurada en el pueblo de Nandibou y que ahora intentaremos equipar», apunta el párroco, que también señala que durante todo este curso dos jóvenes marfileños estuvieron formándose en el Centro de Promoción Rural ? Efa Fonteboa de Coristanco para después ejercer como monitores en los proyectos de capacitación agraria que mantienen abiertos en Costa de Marfil.

Plan formativo

«Para nosotros, la formación de los jóvenes resulta una prioridad porque es la mejor forma de que puedan valerse por sí mismos y labrarse un futuro», apunta Desiré, que estos días se encuentra inmerso en los preparativos de la décima edición de la Festa Africana que tendrá lugar el sábado en Mazaricos y que pretende ser, además de un encuentro festivo, una jornada de reflexión sobre la realidad africana.

«Queremos que sexa un punto de encontro de persoas solidarias e comprometidas con axudar aos máis necesitados. Nestes dez anos tivemos un respaldo masivo que esperamos se repita nesta edición», señala Pensado.

La celebración tendrá lugar en el recinto ferial de A Picota a partir del mediodía y, además del típico almuerzo africano -destaca por su particular condimentación y por productos como el attieke, sémola de mandioca, muy habitual en la gastronomía del país centroafricano- los asistentes podrán participar en una degustación de bebidas marfileñas en la que no faltará el bisap, un preparado con flor de Dah, zumo de jengibre y azúcar. El precio por persona es de 20 euros.

Desde la ONG Égueire -declarada de interés público por el Ministerio del Interior el pasado marzo- también se ha programado un rastrillo solidario con productos artesanos, una exhibición de pintura y la presentación del libro Voces en la selva, de Koffi Eric Innocent Konan y de la profesora mazaricana María Teresa del Río Romero. Además funcionarán desde primera hora de la mañana varios talleres de baile, telas y peluquería de temática africana y actuará la coral marfileña Saint Luc de Banabakintu.

Tanto los que deseen participar como los que quieran colaborar con la entidad pueden encontrar toda la información para hacerlo en www.egueire.org.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El inmigrante que no olvida su tierra