¿Qué pasa en Coristanco?


Han pasado tres años desde las elecciones y ahora mismo resulta muy difícil explicar la configuración de la corporación de Coristanco. En el principio de los tiempos fueron el PP de Antonio Pensado que había ganado las elecciones, pero sin mayoría absoluta. Tras complicadas negociaciones, Amancio Lavandeira, de Terra Galega, accedió a la alcaldía con el apoyo de PSOE y BNG. Nada que no haya ocurrido en otros lugares.

Ahora tienen los coristanqueses un alcalde que era del PSOE, que había apoyado a Terra Galega, que desbancó a Amancio Lavandeira con una moción de censura con el apoyo del PP, que fue el ganador de las elecciones.

Si ya era bastante complicado el asunto, todo apunta a que las cosas se embrollarán todavía más, como movidas por la famosa ley de Murphy. En el seno del grupo de gobierno son evidentes las discrepancias y no solo entre en regidor y algunos de los que lo apoyaron sino en el propio seno de lo que era el PP.

A medida que se acerquen las elecciones municipales, los movimientos pueden cambiar la correlación de fuerzas, haciendo aún más ingobernable un concello que parece naufragar más que navegar.

Tanto el PP como el PSOE están sin representación y Terra Galega se hunde a nivel gallego, mientras que Ciudadanos busca tener presencia en la provincia de A Coruña. Así las cosas, todo está en el aire y salvo la concejala del BNG todos los demás parecen ser intercambiables.

El alcalde, el hasta ahora solitario Abraham Gerpe, se ha granjeado el apoyo de los que fueron concejales del PP. Más distanciado está Pensado Plágaro que desde hace poco más de una semana es un prejubilado de la Administración autonómica, por lo que tiene tiempo para volver a dedicarse a la política, pero también experiencia y ganas.

Curiosamente, es en el PP donde todos los que han sido alcaldes de Coristanco podrían tener acomodo. Antonio Pensado ya estuvo, Abraham Gerpe fue apoyado por el grupo municipal y Amancio Lavandeira no está lejos de los populares a nivel ideológico.

Con un PSOE que no levanta cabeza en el municipio desde Remuiñán Cancela, una Terra Galega haciendo aguas a nivel gallego y un improbable Ciudadanos, solo queda el PP de Diego Calvo para acoger bajo su ala al grupo con posibilidades de gobernar.

Además, hay que contar con las fuerzas vivas del pueblo, que no están quietas y que tienen sus propios candidatos. En las próximas semanas o meses veremos movimientos y a medida que se acerque el próximo mes de mayo es probable que haya incluso terremotos. La tierra podría abrirse bajo los pies de alguno.

Autor crÓNICA CIUDADANA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Qué pasa en Coristanco?