La Costa da Morte está de nuevo en cabeza de los nuevos eólicos gallegos

El parque de Campelo, polémico en su día, será de los primeros y más potentes

.

Carballo / la voz

Tras años de inexistencia de desarrollo eólico en Galicia, viejos proyectos con nuevas tecnologías se reactivan y, una vez más, como siempre desde los primeros tiempos a finales de los años 80, la Costa da Morte estará en vanguardia. Los proyectos se han reactivado gracias a la decisión del Ministerio de Industria del anterior Gobierno, que muy probablemente mantendrá el actual. Galicia tiene 600 megavatios más, y una tercera parte (200, aproximadamente) corresponden a la comarca, entre pequeños y grandes: Forcada-Catasol, Mouriños, Vimianzo, Monte Tourado, Bustelo, Campelo, Miñón y Monte Toural. Al mismo tiempo, el de Muxía está en construcción, ya muy avanzado, aunque este ya viene de planes anteriores.

De los nuevos grandes, el más importante es el de Campelo, entre Coristanco (once molinos) y Santa Comba (tres), que fue polémico en su momento por las protestas y reuniones vecinales para garantizar los derechos de los vecinos, apoyados por el Concello. Todo eso fue en una intensa primavera de hace seis años, en mayo del 2012, y el entonces alcalde, Antonio Pensado, ya advertía de que no consentiría más litigios como los que tuvo el de Cuns y Couso en sus inicios. Finalmente, hubo acuerdo.

Eran otros tiempos. Casi cada dos meses se anunciaba algún proyecto importante para la zona, con parques nuevos en casi todos los municipios, en algunos hasta dos y tres, traspasando fronteras municipales. Fue la época en la que los concellos aprobaban nuevas tasas, más altas, de ICIO e IAE para gravar esas futuras instalaciones y recaudar grandes cantidades de dinero. Muxía fue la que tuvo más suerte, recibiendo ingresos ya mucho antes del inicio de las obras, gracias a las ordenanzas, pero también a las negociaciones.

El parque de Campelo fue promovido inicialmente por Kaekias, adquirida hace dos años por Greenalia. La inversión es de 50 millones de euros, que permitirán instalar 14 molinos, con una producción de 14 megavatios. Están afectadas 248 parcelas. El lunes fue publicada en el DOG la declaración de urgente ocupación. La mayor parte de las parcelas son pinares o eucaliptales, pero también hay labradíos, prados y zonas de monte bajo.

Los aerogeneradores más altos, más anchos y más potentes

En un informe publicado por Greenalia sobre sus proyectos en marcha se especifica que en el parque de Campelo «se han hecho las modificaciones pertinentes eliminando todas las problemáticas que presentaba la localización de las máquinas, adaptando el proyecto a la última tecnología disponible en el mercado.

En numerosas ocasiones se ha dicho, sobre los futuros parques eólicos que ni siquiera han llegado a concretarse, que serían los que tendrían los aerogeneradores más grandes de la comarca y de buena parte de Galicia. Era verdad sobre el papel, pero el parón eólico y el hecho de que la tecnología haya evolucionado mucho fueron convirtiendo esos anuncios en recuerdos de hemeroteca. En este caso, sí va a ser una realidad, con rotores de un diámetro de entre 132 y 136 metros. Los mayores que hay en la actualidad son los 7 nuevos de Barizo, con 114 metros de rotor y 93 de alto. Los de Coristanco pasarán ampliamente de los cien metros de altura, visibles en buena parte de Bergantiños. Su potencia será de 3,5 y 3,8 megavatios. Por comparar: los de O Roncudo son de 0,3 megavatios.

La estación de Muxía, ya en la parte final de obra

Antes de que empiecen las obras de Coristanco, el parque eólico de Muxía ya estará terminado. Su silueta ya domina buena parte del occidente de la comarca, con 34 molinos que ocupan los montes de Morquintián, Touriñán, Moraime y Frixe. Ya se ven incluso desde varios puntos de la AC-552. No son pequeños: torres de 80 metros de alto y otro tanto de rotor, pero muy inferiores a los que llegarán a Campelo. Y que han recuperado una imagen que era tradicional en las carreteras de la zona, esos grandes convoyes cargados de tubos y palas a baja velocidad. Pero más allá del efecto visual del parque, en lo que más le afecta a Muxía es en la inyección de casi cuatro millones de euros entre licencias, ICIO y convenio. Los eólicos suponen unos aportes extraordinarios para los concellos que sanearán muchas partidas municipales. En el caso muxián, los aerogeneradores empezarán a girar en septiembre, o al menos esa es la previsión que ha trasladado la empresa al gobierno local. Poco a poco irán llegando otros repartidos por los municipios de Cabana, Vimianzo, Laxe, Zas o Coristanco.

Recursos

Energía limpia. No contaminante. Los parques eólicos suponen una importante inyección de dinero para muchos concellos. El viento levanta deudas. Aunque bien es cierto que no siempre se respetan espacios de especial interés paisajístico o arqueológico. Bien situada, la energía eólica es una fuente acertada teniendo en cuenta lo que está cayendo con el cambio climático. Pero debe dejar recursos en la zona.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Costa da Morte está de nuevo en cabeza de los nuevos eólicos gallegos