Carballo / La Voz

Este fin de semana arranca el campeonato gallego de karting con la prueba inaugural en el circuito de As Pontes. Y hay dos aspectos que resaltan a la vista ya antes de que sea el pistoletazo de salida. El primero, que los más pequeños, de 5 a 13 años, forman la parrilla más numerosa. El segundo, que un gran porcentaje de ellos pertenecen a la comarca de Ferrolterra y, el otro, a Bergantiños. Ambos ponen en relieve un tercer aspecto: la cantera gallega sigue fecunda.

Y hay razones para decirlo. Sobre todo, si se atiende a la historia de estos cuatro bergantiñáns que, desde tan pequeños, han heredado de sus padres la pasión por el mundo del motor. De hecho, tres de ellos se estrenarán este fin de semana como competidores. Se trata de los jóvenes Martín Martínez, de Coristanco; Aron Villar, también del municipio coristanqués aunque reside ahora en Carballo, y de Mateo Añón, de Ardaña. En el caso de Mario Couto, de Rus, ya es su segundo año. Pero mejor ir caso por caso.

Los más pequeños

El coristanqués Aron Villar es de los más jóvenes, tanto en edad como en experiencia. Con tan solo 5 años, cuenta su padre, Alberto, que ha entrenado en cuatro ocasiones. Y es que hace apenas unos meses que tiene su propio kart: «Comprámosllo como hobby». Sí, sí, han escuchado bien. Este padre se muestra tajante: «Para nada lle teño medo a que lle suceda algo malo. Vai moi seguro».

Alberto reside un taller de coches en Coristanco, por lo que confiesa: «O mundo do motor sempre me gustou». Y así es que, de tal palo, tal astilla. Explica que, lo de meter al hijo en el mundo de la competición, fue un poco por «os uns polos outros». Y Aron, encantado: «Lévoo adestrar eu ó circuíto de Valga, en Pontevedra, de fin de semana en fin de semana, e dáselle moi ben». Así, en el caso de esta joven promesa, el objetivo para esta prueba es que lo pase bien

El otro participante de su edad es Mateo Añón, de Ardaña, si bien es cierto que la diferencia está en que este otro ya se inició con solo 3 años con un buggy. ¿El motivo? De nuevo, cosa de padres. Pedro compitió durante años en autocrós. Pero como en esta competición no hay categoría para niños, hubo que pasarse a karting: «Cando fixo 4 anos, regaleille un kart. E xa queriamos comezar, pero como xa ía pola metade da tempada, decidimos esperar». Pese a ello, ya comenzó a prepararse o bien en el circuito Serra de Outes, o bien, mismamente, en amplios aparcamientos de la zona. Así, el objetivo de Mateo para este fin de semana es el siguiente: «Inicialo, e se se lle dá ben, seguiremos anos ata que poida ir para o autocrós», dice entre risas su padre que, al igual que el de Aron, tiene mucha confianza en estos vehículos: «A xente adoita ser remisa a este deporte, pero os que o coñecemos, sabemos que non hai perigo. Eu, de feito, gozo máis véndoo, que antes competindo».

Los mayores

En el caso del coristanqués Martín Martínez participará en la categoría alevín al tener 9 años. Según cuenta su padre Jose Manuel, empezó hace cuestión de 6 meses, cuando le compraron el kart. «Sempre lle levou moita idea correr», dice. Pero tienen a quien asemejarse: «Eu corrín en autocrós alá polo ano 2000». Y pese a llevar poco tiempo rodando, algún fin de semana en el circuito de Valga, dice Jose Manuel: «De momento vai moi ben, ou sexa que en As Pontes a pasalo ben e, ó mesmo tempo, a poñelo a proba».

Experiencia

Ya por último, el cuarto y más mayor es Mario Couto, de Rus, que, con 12 años, ya cuenta con experiencia en el mundo de la competición. Y lo que es, todavía, más sorprendente: ya tuvo dos karts. «Tiña 8 anos cando o levei ao circuíto Serra de Outes, e foi o dono o que me dixo que o meu fillo lle daba moi ben e que o tiña que meter a competir», dice su padre, Pedro. ¿El origen?: «Eu son mecánico e apaixóname todo o mundo do motor».

Ya participó en este campeonato el año pasado, pero lo hizo en categoría alevín. En esta nueva edición se estrenará como cadete, aunque hace unos meses ya corrió en varias pruebas celebradas en León, obteniendo la segunda posición. «O kart é o mesmo, pero o motor é máis grande. Pasa de 65 centímetros cúbicos de cilindrada, a 80», explica su padre. A lo que añade: «Mellorou unha barbaridade, polo que imos coa idea de estar no podio. Primeiro vai ser difícil que acabe porque está o campión do ano pasado, pero a ver se segundo ou terceiro». Veremos lo que nos deparan estas jóvenes promesas del mundo del motor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro bergantiñáns en el campeonato gallego de karting