La carencia de altos funcionarios paraliza varios concellos de la zona

Los bailes de secretarios e interventores se suceden, pero quedan plazas sin habilitar

.

Carballo, Cee / la voz

Las idas y venidas en intervención y secretarías municipales se suceden en la Costa da Morte. El baile de cromos continúa en estos casi tres meses y medio de 2018. Se trata de puestos claves en la administración de un ayuntamiento porque son estos funcionarios los encargados de dar el visto bueno a las obras, habilitar expedientes administrativos, aprobar inversiones, ejecutar y supervisar los presupuestos, habilitar partidas de gastos, solicitar subvenciones, de cuadrillas de trabajo, de convocatorias de socorristas, de auxiliares de Policía Local... Un sinfín de decisiones, que, en algunos concellos se van trampeando como pueden, si es que pueden.

El caso más paradigmático de este caos administrativo lo representa Coristanco. Es uno de los concellos con más líos de funcionarios. Estuvo más de cuatro años (por jubilación del anterior profesional) sin cubrir la plaza de aparejador hasta octubre del 2016. Si embargo, las denuncias de dos aspirantes obligaron al entonces gobierno de Amancio Lavandeira a externalizar el servicio durante un par de meses y contratar a otro profesional de manera interina. Además, Abraham Gerpe, titular de Urbanismo en el gobierno tripartito dejó su puesto a mediados del 2016 y lo asumió Lavandeira.

Todos estos parches no hicieron más que agravar una situación, que se tradujo en una gran parálisis. En los despachos están todavía sin tramitar y concluir más de 350 expedientes entre licencias de obras (mayores y menores) y otros trámites.

Sin avances

Así las cosas, el ejecutivo saliente tras prosperar la moción de censura, pactada por PSOE y PP, no ha servido para revertir esta situación y Coristanco continúa sin aparejador. Y para redondear el panorama, el alcalde, Abraham Gerpe Muñiz, le acaba de abrir un expediente a la secretaria titular, María del Carmen Seoane Bouzas por retrasar, supuestamente, el trabajo en determinadas áreas, y poner trabas, presuntamente, a la licitación y adjudicación determinadas obras, tal y como señalaron fuentes municipales. El ejecutivo tiene pendiente de realizar este año actuaciones por importe de 1,6 millones de euros, perdió todas las ayudas del 2016 por presentar fuera de plazo, según el regidor, la Conta Xeral, y este año va camino de suceder lo mismo.

Asesoría externa

El Concello contrató los servicios de una asesoría jurídica externa para que inicie el procedimiento por supuesta falta leve. Esta decisión motivó las críticas del BNG, al entender que la medida se realizó desoyendo dos informes de la secretaria, «nos que se sinalan irregularidades no procedemento administrativo que invalidan o contrato», según criticó la portavoz del BNG, Laura Mariño. Según la edila, el Ayuntamiento contrató a un despacho de abogados el pasado 10 de marzo, «apenas tres días despois de ter coñecemento do primeiro informe de secretaría» por el cual no se había seguido el procedimiento exigido en la ley. El 23 de marzo, la empleada pública emitió un segundo informe en los mismos términos, por lo que, a juicio de Mariño, el ejecutivo contrató los servicios de un asesor jurídico externo, que invade las competencias de la secretaria y califican estos hechos de «vinganza persoal contra a funcionaria». También En Marea se expresaron en términos similares y hablan de un gobierno «clientelar beneficiando ás empresas amigas», apuntó el portavoz Carlos Abelenda.

En Laxe, desde la marcha, en febrero del 2016, del que fuera el secretario municipal durante más de 11 años, Froilán Pallín, llevan cinco funcionarios más. Por el mismo despacho pasaron varias personas, algunas de los cuales apenas duraron entre uno y dos meses. El alcalde, José Manuel Mouzo Castiñeira, permanece a la espera de la llegada de la nueva interventora. Así, el Concello sufre una parálisis, algo que dice que es ajeno a su voluntad. No ha sacado adelante el presupuesto y tiene problemas para adjudicar obras porque hace falta la firma del funcionario, tal y como reconoció el regidor.

En A Laracha también hubo cambios, pero apenas afectó al trabajo. De hecho, el presupuesto del 2018 se presentó al pleno a comienzos de año, como viene siendo habitual. El cambio más significativo se produjo en secretaría. Cristina Castro Fuentes, que había salido de Ponteceso con rumbo a A Laracha, había sacado plaza definitiva en Zas, pero se logró un acuerdo para que continúe en el Ayuntamiento larachés un año con opción de otro.

Ponteceso. Parece haber llegado la tranquilidad a las áreas técnicas tras la convulsa marcha de la secretaria, Cristina Castro Fuentes, por desavenencias personales y profesionales con el alcalde, Lois García Carballido, con litigios judiciales de por medio. Por el consistorio pasaron cinco secretarios, entre ellos la titular de Coristanco, Mari Carmen Bouzas Seoane y la del consorcio provincial de bomberos, Graciela Riveiro Moreira. Desde noviembre está una profesional procedente del Concello de Miño. En el caso de intervención, regresó a puesto la titular, hubo varios funcionarios, en calidad de acumulados. Fue así como se aprobaron los presupuestos del 2017, a escasos 45 días para el cambio de año.

Cabana. Hubo problemas tras la marcha de la secretaria e interventoras titulares, lo que provocó el retraso en la presentación y aprobación de documentos importante como el presupuesto. Desde hace casi dos años este problema quedó resulto.

Escasez de personal cualificado y la nefasta etiqueta de área periférica

Varios alcaldes coinciden en que cuesta cubrir esos puestos por la escasez de personal cualificado y por la condición periférica de la comarca, que hace que los funcionarios, cuando tienen ocasión, elijan puestos en las ciudades o las localidades más próximas. De hecho, el regidor de Vimianzo, Manuel Antelo, considera que se debería aplicar incentivos, como la flexibilidad horaria, para que la comarca resulta atractiva a estos profesionales, más ahora que la Autovía ha recortado los tiempos de conexión con A Coruña.

Dificultades para cubrir los puestos

La situación en Fisterra y Soneira es de mucha más estabilidad. Apenas ha habido cambios, a excepción del traslado de la secretaria de Corcubión a Vimianzo, como interventora. En Fisterra, Cee, Dumbría, Muxía, Camariñas... los puestos están ocupados por las mismas personas, la gran mayoría titulares de sus plazas desde hace muchos años. El Concello de Vimianzo es el que más carencia tiene a este respecto. Los calificativos de la oposición son de «colapso», «caos» y similares respecto a varios servicio.

Antelo señala que para nada la situación es esa, pero sí que reconoce carencias que son evidentes y que tienen que suplir con otros medios, como contrataciones externas. Es el caso del área de Urbanismo, que al margen de la ausencia del arquitecto titular, apartado por irregularidades graves que acaba de corroborar el TSXG, también tiene de baja a su sustituta. Hace unos días que la secretaria tuvo que volver al concello en el que tiene su plaza, por lo que ahora lleva Vimianzo como acumulado y, según denunció Mónica Rodríguez (IxV) se trata de una situación inasumible, no por la profesional en sí, algo que no entra a valorar, sino porque considera que un municipio como Vimianzo debe contar con un plaza de secretaría a tiempo completo. Antelo explica que tienen implantado sistemas de teletrabajo, con lo que muchas tareas se pueden realizar sin estar físicamente en Vimianzo, pero da por hecho que el siguiente concurso la plaza quedará cubierta.

También en Camariñas el gobierno achacó en varias ocasiones el retraso de determinados trámites a la falta de los funcionarios cuya participación es obligatoria para sacarlos adelante. Sin embargo, con toda probabilidad en estos próximos días cuenten con una nueva interventora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La carencia de altos funcionarios paraliza varios concellos de la zona