De Coristanco a Francia para formarse

Comenzó otro viaje de alumnos de Fonteboa a La Guyonnière

.

Por el volumen de producción, por la eficiencia y por los protocolos de gestión, la Granja San José es un referente en la producción de leche a nivel nacional. Esta es la opinión unánime de la treintena de participantes en el viaje profesional de Fonteboa a tierras del Pays de la Loire (Francia), que antes de entrar en territorio galo, dedicaron cuatro horas de la mañana del sábado a recorrer las instalaciones y recibir explicaciones de Jaume Pont, gerente de esta empresa láctea de Tamarite de Litera, al sureste de la provincia de Huesca, en el límite con la de Lleida.

En Granja San José cultivan 900 hectáreas, ordeñan diariamente cerca de 3.000 vacas y dan empleo directo a 60 trabajadores, organizados en las diferentes áreas de la empresa. Su objetivo es llegar a las 4.500 vacas en 2020.

Al año producen 32 millones de litros de leche y dentro de tres años, esperan rondar los 60 millones; se trata de aprovechar las economías de escala, explica Jaume Pont, pues las infraestructuras ya están construidas y ahora se trata de rentabilizarlas y optimizar su rendimiento.

La clave de la sostenibilidad de este modelo no radica en las vacas (cada una produce la friolera de 14.200 kilos de leche al año), sino en las personas que realizan los trabajos del manejo y de gestión de la granja; priorizan la formación y las actitudes de los trabajadores, a los que remuneran con el salario correspondiente y con incentivos, en función de la cuenta de resultados de la empresa.

Tanto la ergonomía de los trabajos, la prevención de riesgos laborales como el bienestar animal son factores determinantes en los resultados económicos.

Además de la leche, las vacas producen deyecciones. En Granja San José, un millón de litros de purín al día, que de no ser gestionado adecuadamente, constituiría un serio problema. Es por ello que han invertido en circuitos de circulación para la reutilización de las aguas residuales, fosas de purín con mecanismos de decantación y separación de sólidos e implementación de un plan de fertilización y de riego con estos efluentes.

Química Industrial Savelo

En su viaje desde Coristanco a la localidad de El Grado, 900 kilómetros, el grupo de Fonteboa hizo una primera visita a la nave que Química Industrial Savelo tiene en Oyón (Álava), con la denominación de BV Cleaning&Care. Allí fueron recibidos por Bautista Velo, empresario de Coristanco, que a principios de 2016 adquirió esta fábrica y que desde entonces está preparando para reiniciar el proceso de producción de detergencia, con unos altos niveles de automatismos.

Los participantes pudieron comprobar el funcionamiento de los automatismo de la cadena de producción y los procesos de elaboración de los productos.

Ayer por la tarde, el grupo llegó al centro de formación de Meslay, en La Guyonnière (hermanado con Coristanco), un clásico en sus visitas. Y durante estos días realizarán el programa de trabajo previsto: visitas a iniciativas de valorización de las producciones agrarias e innovaciones en los sistemas de comercialización. También habrá encuentros con responsables de las organizaciones agrarias de la zona y con responsables políticos en la gestión y ordenación del territorio.

Votación
5 votos
Comentarios

De Coristanco a Francia para formarse