Comunión PP-PSOE por santa Pataca

La celebración coristanquesa dedicada a la agricultura ha sido siempre un termómetro político


Carballo / la voz

A Antonio Pensado debió costarle un mundo comulgar con el hecho de que un concejal de 26 años, con 400 votos a sus espaldas, fuera a erigirse alcalde de Coristanco. Tuvo que ser una razón muy poderosa la que permitió que el edil socialista presidiera la recuperada misa de la Festa da Pataca, con un Pensado Plágaro bastante tenso, a su izquierda.

Durante muchos años la celebración gastronómica coristanquesa abrió el curso político y fue escenario de tiranteces y tensiones en el seno del PP. Los eternos enemigos y barones populares José Manuel Romay y el fallecido José Cuíña utilizaron restaurantes de la localidad para echarse un pulso rodeados por alcaldes de toda la zona, que entonces eran muchos más.

Sin embargo, Coristanco siempre fue territorio de Romay Beccaría, habitual de la celebración que cerraba el verano y que entonces duraba solo un día. Habrá que saber qué le ha parecido al exministro, que hace unos días estuvo en Carballo en un acto privado, que Pensado Plágaro haya renunciado al PP para hacer alcalde a un joven socialista, que ejerció de regidor en la fiesta con absoluta soltura y ninguna timidez, como si hubiese nacido para estar en el palco de la plaza de Erbecedo y darle la réplica a la regueifeira Lupe Blanco, incluso para anunciar la bajara de impuestos para el 2018.

El colofón lo puso una misa en castellano del cura Manuel Mayo, de Outes, que se invistió de casulla dorada, para oficiar una ceremonia dominical, pero sin ningún santo a que encomendarla, aunque en la homilía habló de la patata.

No se acercó por la misa el exalcalde Amancio Lavandeira, que estuvo especialmente solo, acompañado por el concejal Andrés Díaz. Todo el entramado de la fiesta se movió en torno a Abraham Gerpe y Antonio Pensado, que ejercieron al unísono su papel de alcaldes, uno por moción de censura y el otro por experiencia de más de veinte años.

Llovió antes de la misa, que solo ha faltado en las últimas dos ediciones, pero los parroquianos esperaron pacientemente a que escampara bajo las carpas u otro abrigo y sin tocar las sillas colocadas para seguir la ceremonia, pero empapadas. Cuando llegó el sacerdote no cayó una gota más de agua y voluntarios de Protección Civil secaron los asientos reservados a la autoridades.

Hubo comunión para todos los que la quisieron y alcalde y exalcalde la tomaron. También estuvo en la zona José María Pensado, hermano de Antonio y tercero en la lista del PSOE. Su papel parece ser acompañar a ambos líderes locales. Con Abraham estuvo en la moción de censura y con Antonio, cuando declaró por el caso Maracaná.

Qué se esconde en Coristanco

Gabriel Pérez Suárez

Viendo lo sucedido en el Ayuntamiento de Coristanco, de lo que me he enterado nada más llegar de vacaciones, uno no duda de que los pueblos, a veces, también se equivocan. Pero no debemos extrañarnos porque si acudimos a la Biblia leemos como Pilatos antes de condenar al Redentor le consultó a la muchedumbre si prefería que condenada a Jesús, el hijo de Dios, o a Barrabás, que era un chorizo (ya entonces había embutidos), y la plebe, sin pensárselo, salvó al maleante y pidió la crucifixión de Jesús.

Ya metidos en harina y comentando lo que pasó en el Ayuntamiento vecino, uno no acaba de entender, aunque lo presupone, cuál fue el motivo para que se cese a un alcalde que cuando llega a la alcaldía se encuentra con una deuda cercana a los cinco millones de euros, luego al exalcalde y a algún concejal implicados en turbios asuntos y que logra sanear la hacienda local, dejando un superávit de más de cuatro millones de euros. No se entiende. Esperemos, pues en este caso no ha influido el pueblo, que no sea este el que vaya a sufrir las consecuencias de tal cambalache.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Comunión PP-PSOE por santa Pataca