Cugand, o una lección magistral sobre la gestión municipal

El grupo de Fonteboa pudo conocer también dos modalidades de cooperativismo: Trois Provinces y la Cuma de La Romagne

El grupo de Fonteboa, delante del Ayuntamiento de Cugand, donde fueron recibidos por el alcalde, Joël Caillaud.
El grupo de Fonteboa, delante del Ayuntamiento de Cugand, donde fueron recibidos por el alcalde, Joël Caillaud.

Continúa el periplo del grupo de Fonteboa por tierras del Pays de la Loire, donde pudo acercarse a cuestiones transversales: presentación del modelo de gestión del municipio de Cugand y estudio de dos modalidades de cooperativismo, la Cooperativa des Trois Provinces y la Cuma de la Romagne.

En la visita al ayuntamiento de Cugand, el alcalde Joël Caillaud explicó las claves para el desarrollo local: dinamismo económico, una vida asociativa rica y una acción municipal orientada a potenciar la economía y el asociacionismo. A ello se lleva aplicando desde hace dos decenios, desde que accedió a la alcaldía en 1995 en este pequeño municipio (13,5 km2 y 3.600 habitantes) situado a 30 kilómetros de la ciudad de Nantes. Accedió a la alcaldía con un proyecto para el territorio: el desarrollo local. Profundizar en las raíces de la identidad del mismo y desarrollo económico, pero no a cualquier precio, pues no quieren convertirse en un barrio dormitorio de Nantes ni en lugar de asentamiento indiscriminado de industrias.

La creación del empleo y la fijación de población, en palabras de Joël Caillaud, pasan por el fomento de la instalación de empresas, favoreciendo su asentamiento en el término municipal. Las políticas emanadas del ente municipal evitaron la especulación del suelo, tanto el industrial como residencial: para ello invirtieron 3 millones de euros en la compra de suelo, posteriormente realizaron el plan urbanístico y el acondicionamiento de las diferentes áreas. El resultado es un coste del suelo industrial a 4 euros/m2 y el coste de suelo residencial a 50 euros/m2, explica Caillaud.

Para facilitar la instalación de empresas está, por un lado, el abaratamiento de suelo y, por otro, el municipio, que financia el apoyo de los emprendedores que presentan proyectos de creación de empleo. Con estas medidas los empresarios pueden presentar su proyecto al municipio para crear su empresa en el término municipal.

El asociacionismo es otro de los motivos de satisfacción de los responsables de Cugand: 33 asociaciones animan la vida local. Desde la municipalidad se apoya el movimiento asociativo (uso de locales, subvenciones...). Destaca la asociación que, desde 1999, organiza cada año el evento de Músiques et danses du monde: durante una semana se reúnen en Cugand grupos de unos 10 países que representan a los 5 continentes, unos 300 artistas que son alojados en familias y que durante su estancia desarrollan un programa de actuaciones. Participan en la organización unos 200 voluntarios. El ayuntamiento colabora, permaneciendo en un segundo plano, pues si se quiere aglutinar a la población no se debe acaparar el protagonismo, sostiene Caillaud.

También explicó el proceso de fusión que están acometiendo los ayuntamientos en Francia, para optimizar los recursos disponibles y rebajar el déficit público (directrices de la UE de que el déficit público no supere el 3,5 % del PIB). Se ve que los recortes afectan a todos. Francia cuenta con 36.000 municipios (más que en toda Europa), algunos de muy reducido tamaño que apenas pueden prestar los servicios básicos a la población. Desde 2013 es obligatorio que cada uno esté integrado en una mancomunidad y en la actualidad hay incentivos económicos para favorecer las fusiones. Están todos los municipios en proceso de reflexión sobre estas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cugand, o una lección magistral sobre la gestión municipal