La acumulación de glorietas hace de la AC-552 una travesía infinita

En el que debía ser el principal corredor comarcal hay 17 rotondas


Cee, Carballo / La Voz

La carretera comarcal AC-552 que enlaza a Coruña con Fisterra estaba llamada a ser el gran corredor que conectase la Costa da Morte con una vía de tráfico relativamente fluido, sin grandes obstáculos ni retenciones más que las estrictamente necesaria. De hecho se habló y mucho de actuaciones destinadas a este fin como la circunvalación de Carballo, Coristanco o Baio, los puntos más conflictivos y donde se forman los mayores atascos. Incluso había otras actuaciones complementarias, como el puente de Agualada, una y mil veces reclamadas, que también se quedaron en nada y ni siquiera se adivinan en el horizonte.

Frente a eso, además de la inevitable sucesión de poblaciones, con lo que ellos significa en cuanto a límites de velocidad, cruces, pasos de peatones y demás elementos que resta fluidez, hoy en día los conductores se topan con nada menos que 17 glorietas, desde la misma salida de A Coruña en el acceso al polígono de A Grela, hasta el enlace de la variante de Fisterra con la AC-552 a la salida de Corcubión.

Como marcan las normas de ejecución de vías públicas y la lógica circulatoria destinada a prevenir accidentes en su gran mayoría se encuentran ubicadas en zonas rectas que, en muchos casos, eran antaño de los pocos puntos en los que se podía adelantar en determinados trayectos.

En consecuencia, entre las zonas de poblado y estos dispositivos viales el resultado son kilómetros y kilómetros de carretera en los que el conductor de un turismo se ve imposibilitado de adelantar por ejemplo a un camión cargado o un tractor agrícola que circula a baja velocidad.

La tendencia lejos de ir a menos crece día tras días como demuestra el hecho de que una decena de estas glorietas -caso de las de Coristanco o tres de las Arteixo entre otras- apenas tienen un par de años de antigüedad y solo en el municipio de Cabana, en el tramo entre Coristanco y Baio, los enlaces con la futura autovía han supuesto cuatro nuevas. Una solución que sobre todo los transportistas profesionales, que manejan vehículos de grandes dimensiones, no siempre ven necesaria, más cuando se trata de lugares con escaso tráfico en los que la intersección con la vía principal tiene un uso infinitamente menor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La acumulación de glorietas hace de la AC-552 una travesía infinita