Asunción Antelo tiene su propia biblioteca escolar

La nueva instalación del Xosé Pichel de Coristanco lleva el nombre de la Rexubeira de Bergantiños, que fue homenajeada

Asunción Antelo con los alumnos del colegio Xosé Pichel.
Asunción Antelo con los alumnos del colegio Xosé Pichel.
LA VOZ

La nueva biblioteca del colegio Xosé Pichel de Coristanco lleva desde ayer el nombre de Asunción Antelo. La Rexubeira de Bergantiños fue objeto de un homenaje por parte de los profesores y los alumnos del centro. Los escolares recitaron sus poemas e incluso representaron una escena de un libro de Asunción Antelo, que narra el parrafeo entre un viejo y una moza, pero lo que quizá más llamó la atención fue un rap dedicado a la Festa da Pataca.

En el acto hubo buen humor, pero, sobre todo, mucha emoción. A ello contribuyeron la profesora Arancha Folgar, que interpretó varios fados, y O?Mighelo, que regaló a Asunción Antelo, encantada de estar rodeada de tantos niños, el primer grabado que realizó en el curso impartido por Alfonso Costa en Carballo. La Rexubeira lo donó a la biblioteca en recuerdo del día en que recibió el cariño de tantos escolares, como los que acuden a visitarla a su casa, y quizá para devolver el honor de que su nombre quede para siempre ligado al centro educativo, en una placa de madera, el material que durante muchos años ha tallado la artista, colocada en la puerta de la nueva biblioteca de primaria, una amplia instalación para la que se habilitó la antigua vivienda del conserje.

En la fiesta también estuvieron familiares de Asunción Antelo, su cuidadora, Isabel Rey Porteiro, que recibió una tarta como agradecimiento a su labor, y José María Varela, directivo de la Fundación Eduardo Pondal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Asunción Antelo tiene su propia biblioteca escolar