Después del diluvio, la primavera

En marzo y en lo que va de año llovió mucho, pero menos que en el 2001

Calas cerca de San Pedro, en Canduas (Cabana).
Calas cerca de San Pedro, en Canduas (Cabana).

CARBALLO / LA VOZ

La memoria climática es corta. Parece que en lo que va de invierno ha llovido más que nunca, pero no es así. Ha caído mucha agua, es evidente, pero menos que hace doce años. Aunque el reparto comarcal no es homogéneo, Ferroatlántica aporta los datos comparativos de los últimos 45 años, Así, el mes pasado se recogieron 437 litros por metro cuadrado en el embalse de Fervenza. Fue el tercer mayor registro en ese período, tras el 2001, récord, y el 2006, también por encima.

En el acumulado de enero a marzo, en la misma zona, cayeron 1.485 litros. Esta cifra ya es la segunda de las cuatro décadas y media, después del 2001. Finalmente, en los últimos 30 días, el único en el que no cayó ni una gota fue el 15 de marzo.

Tal volumen de agua llevó a Ferroatlántica a abrir el embalse de O Ézaro y a iluminar la cascada, con un éxito turístico y social inesperado. Como anécdota, el Viernes Santo se soltaron al mar diez hectómetros cúbico de agua dulce.

En Fonteboa-Coristanco, los registros se llevan con precisión desde hace casi 30 años. En Bergantiños parece que llueve menos. Así, en diciembre se recogieron 174 litros por metro cuadrado, con 22 días de lluvia. En enero, 231 en 23 jornadas; en febrero, 92 litros en quince días, y en marzo, 235 litros en 21 jornadas.

Ahora que el agua parece que da una pequeña tregua, al menos en intensidad, los paisajes primaverales ya empiezan a abrirse. Manda el amarillo: tojos, nabos, xestas (proliferan ya en el monte do Cabo de Fisterra y Sardiñeiro, siempre en la vanguardia estacional) o margaritas se abren al sol. También las calas, y en los manzanos ya brotan las flores que llegarán a ser frutos. También las playas parecen otras, aunque sea porque la luz de la primavera ya es distinta, lo mismo que la temperatura. No tardarán en llenarse, aunque antes habrá que limpiarlas a conciencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Después del diluvio, la primavera