La aparición de una planeadora en Corcubión reaviva el fantasma del narcotráfico en la Costa da Morte

La embarcación fue localizada con la quilla al sol en las inmediaciones del Cabo Cee


Carballo / La Voz

Una enorme planeadora apareció varada, con la quilla al sol, en la jornada de este viernes en el entorno del Cabo Cee, en las inmediaciones del faro de Corcubión. Se trata de una zona muy rocosa de difícil acceso y más estos días con el fuerte temporal reinante en la zona, con rachas de viento de más de cien kilómetros por hora  y olas de ocho metros en el litoral.

Se trata de una embarcación construida en fibra, con, al menos, dos motores potentes en la popa, según apuntaron testigos presenciales, La quilla está pintada de color blanco y, el resto de la estructura, está de gris militar, tipo camuflaje.

Según apuntaron desde emergencias, el 112 trasladó el aviso de un particular, quien había visto una lancha golpeando contra las piedras. Por las características de la planeadora todo indicaba de que se trataba de una embarcación vinculada al mundo del narcotráfico y el contrabando. Rápidamente se le dio traslado a las autoridades, que enviaron a personal de Aduanas para investigar la lancha e inspeccionar la zona. Las primeras hipótesis apuntan a que ha sido empleada en algún alijo. De hecho, en Aduanas venían haciendo un seguimiento exhaustivo de la embarcación, a la que vinculan con algún clan de la provincia de Pontevedra, y donde ya había sido localizada con anterioridad.

En el lugar donde se produjo el varamiento no se localizó fardo alguno ni tampoco personas o restos humanos por las inmediaciones del Cabo Cee, por lo que todo apunta a que fue abandonada por el, o los tripulantes, debido a algún problema técnico o debido a las inclemencias adversas en la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

La aparición de una planeadora en Corcubión reaviva el fantasma del narcotráfico en la Costa da Morte