Casi un siglo de la ABC del Partido Judicial de Corcubión en Buenos Aires

Luis lamela

CORCUBIÓN

GALICIA OSCURA, FINISTERRE VIVO | Símbolo de la emigración de la comarca, será en el 2022 cuando alcance cien años

09 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En el 2022 se cumplirán 100 años de la constitución en Buenos Aires de la sociedad agraria, benéfica y cultural llamada Hijos del Partido Judicial de Corcubión, la actual ABC del Partido de Corcubión, el más importante símbolo de la emigración de la Costa da Morte en el mundo. Sus principales fines fueron el mejoramiento agrario en el espacio geográfico del centro-sur de la Costa da Morte, la creación de nuevas escuelas y la mejora de las existentes, así como el establecimiento de premios para los alumnos. También el fomento del intercambio comercial entre la península Ibérica y la América hispana, y dar un impulso al proyecto del ferrocarril de las tres CCC, entre otros retos y reivindicaciones sociales y culturales. Y, uno muy importante, ser nexo de unión entre todos los expatriados de esta esquina atlántica residentes en la Argentina.

Para estos fines, por parte de su primer presidente, el fisterrán Casto M. Insua, y del secretario, el ceense Manuel Areas, la ABC remitió en julio de 1923 sendos escritos al senador por la provincia de A Coruña, Joaquín Chapaprieta, y al diputado por Corcubión, Benito Blanco Rajoy, rogando apoyo a las iniciativas de la sociedad que acababa de nacer. Y, a través del tiempo, unas aspiraciones se materializaron, y, otras, por culpa de la guerra civil en España, quedaron en el camino. En varias ocasiones la sociedad emigrante tuvo que reinventarse para poder sobrevivir, esforzándose en mejorar las condiciones de vida de sus asociados, procurando que no perdiesen sus raíces y vínculos con la Costa da Morte.

Fue el corcubionés Antonio Díaz Novo quien promovió y lideró mucho tiempo el proyecto. Emigró joven a la Argentina, adonde se fue con 18 años en 1909 en contra del parecer de su familia, y allí permaneció cerca de 40, hasta su fallecimiento. En tan largo espacio de tiempo solo hizo dos viajes a España: uno en 1918 y otro 9 años después, en el verano de 1927, para visitar a su anciano padre, rememorar los años de su niñez y rodar una película de los principales monumentos y costumbres de Galicia.