Cofradías, partidos y sindicatos contra el desmantelamiento de servicios marítimos estatales

La falta de médico en la oficina de Corcubión hace que los pescadores deban pasar las revisiones en Muros o A Coruña


carballo / la voz

Ya en la primera quincena de agosto el patrón mayor de Fisterra denunció que no había médico en la oficina de Sanidad Marítima de Corcubión. Cuando él se apercibió el hecho hacía ya tiempo que el trámite de la revisión se hacía teniendo en cuenta las circunstancias y no había problema con los roles. Ayer, el propio José Manuel Martínez Escarís era uno de los patrones convocados por la directora provincial del ISM. Era festivo local en Fisterra, pero acudió a la reunión. Solo estaba él y los representantes de Camariñas y Camelle, a pesar de que habían sido convocados buena parte de los de la Costa da Morte.

El encuentro tenía como finalidad poner a los patrones mayores al día en lo que respecta a las prestaciones del gobierno central en cuestiones marítimas. En lo que se refiere al aspecto sanitario, que es el que se dirime en el caso de Corcubión, el mayor problema, según dijo la responsable del ISM en el encuentro, es que no hay facultativos, que deben ser funcionarios, dispuestos a trabajar en oficinas tan alejadas de las ciudades. El médico que realizaba la atención está de baja y ha pedido una excedencia y, por lo que se ve, hay muy pocas posibilidades de sustituirlo.

Para Martínez Escarís, el problema no es tanto el desplazamiento, que lo es, sino «o desmantelamento dos pobos». Ese ya fue su argumento hace diez años cuando se opuso al cierre de la oficina del ISM en Fisterra, que fue la única que quedó en la zona tras las clausuras en el 2010, que se llevaron por delante las que quedaban abiertas.

Queja del PP

Entonces la batalla se libró en varios frentes. Uno de ellos fue el local, a base de firmas de afectados y acciones de los alcaldes y otro el de la política parlamentaria, que también se jugará esta vez. En la cofradía de Fisterra ya saben que hay iniciativas en marcha del BNG y del PP, cuyo responsable en la comisión de pesca del Congreso ya se puso en contacto con el patrón mayor fisterrán para dar la batalla. Además, el PP provincial hizo pública una nota en la que tilda de «nuevo varapalo» para la zona un cierre que ya dan por hecho. Además arremeten contra los regidores, a los que acusan de ser «cómplices de sus jefes de Madrid». Por su parte, la CIG ya pidió a mediados de agosto que se cubriera la baja del médico y ahora vuelve a insistir para que no se pierda el servicio.

Sin embargo, el asunto que más preocupaba ayer a Martínez Escarís es que no hubieran acudido a la convocatoria representantes de los cabildos de Corcubión, Laxe, Muxía y Malpica, que habían sido convocados según dijo la directoral provincial del ISM.

Han sido informados de la situación también responsables de las federaciones de cofradías de pescadores nacional, gallego y provincial.

Además, en el encuentro, el patrón mayor de Fisterra obtuvo de la directora provincial del ISM el compromiso de que la oficina de Fisterra, donde trabajan dos personas iba a continuar abierta. Es la única que queda en la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Cofradías, partidos y sindicatos contra el desmantelamiento de servicios marítimos estatales