Protestas por los requisitos que pide el ISM en Corcubión

El patrón mayor asegura que la indignación es mayoritaria entre el sector


carballo / la voz

El patrón mayor de la cofradía de Fisterra, Manuel Martínez, criticó ayer las nuevas exigencias que les piden, a ellos y a otros pósitos de la zona, desde el ISM de Corcubión.

Hasta ahora, explica, tenían que dedicar dos días de visita al centro, uno para revisión médica y otro para análisis. Ahora, y desde el viernes, le piden uno más (salvo que tengan la suerte de que les coincida la cita, obligatoria, con uno de los días anteriores) para el examen del botiquín, algo que hasta ahora podría hacer incluso la familia del armador del barco. «Agora temos que empregar tres días, e xa perdemos moitos de mar, para ter aínda que perder máis», señala Martínez, quien además tampoco entiende la discrepancia entre una circular del ISM remitida el pasado viernes con la que les enviaron esta. Que, además, y como añade este armador, delega incluso en los secretarios y patrones mayores de la cofradía, en último caso, la posibilidad de que sean ellos los que acudan en representación de los buques, lo que, de producirse, le obligaría a visitar la localidad vecina a menudo.

Martínez asegura que hay «indignación total» en el sector, y espera que la nueva directora del ISM le conteste una llamada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Protestas por los requisitos que pide el ISM en Corcubión