La obra de Corcubión que todos ven como un auténtico desastre

El regidor asegura que si pudiese echaría a la empresa. De otra parte, el botellón alimenta la polémica entre el PP y el alcalde


Cee / La Voz

«Ninguén sabe mellor que min os problemas que nos causa esta obra. Non é a obra, senón a empresa. Se tivese a capacidade de quitarlla -que a teño, pero todos sabemos o complicados que son eses procedementos e poderiamos perder a subvención- seguramente lla tería quitado», aseguraba en el pleno de este jueves por la noche el alcalde de Corcubión, Manuel Insua, en relación con las obras de la calle JB Carrera Fábregas, sobre la que reconoció que «hai problemas» hasta en seis ocasiones y las fue contando, aunque realmente lo dijo siete veces. Es más, aseguró que para hablar brevemente con el responsable de la constructora tuvo que engañarlo llamando desde un teléfono de la Deputación.

Las anomalías, tal como destacaron los portavoces del BNG, Xosé Ansede, y del PP, Gema Freire, van desde que las tuberías por las que van las canalizaciones eléctricas quedaron aplastadas, hasta que la insuficiencia de las rejillas va a provocar que se inunden los garajes en cuanto empiece a llover. Pero hay más, Ansede asegura que en algunos puntos el hormigón no tiene más de 4-5 centímetros de espesor y que hay zonas que ni siquiera llevan la correspondiente malla metálica, «porque trouxeron catro ou cinco mallas, tiráronas por alí e chegaron ata onde chegaron».

Insua, aún reconociendo que la obra es un desastre, aseguró que si hay cosas que se mejoran, como la separación de pluviales y también destacó que ni él ni ningún alcalde proyecta obras para empeorar la calidad del servicio a los vecinos, sino todo lo contrario, con lo que, en la medida de lo posible irán corrigiendo -de hecho ya lo están haciendo- las anomalías con medios propios.

Al margen de este asunto, que fue el más destacado, la sesión sirvió para aprobar una nueva ordenanza sobre terrenos urbanizables, la constitución de la mesa de coordinación interinstitucional con la violencia de género, con Fisterra y Cee, y para que salieran a relucir numerosos asuntos del día a día municipal. Por ejemplo, las dudas que tiene el alcalde sobre acogerse o no a las rebajas del convenio de Sogama, la contratación de la limpieza de playas mediante empresas externas, o dos contratos de 15.000 euros para suplir la falta de jardinero y el déficit de personal para limpieza.

El botellón alimenta la polémica entre el PP y el alcalde

La frase «estamos vivindo o que fai anos viviron Fisterra, Camariñas ou Muxía», que recoge el acta de la Xunta de Seguridade Local, que el alcalde asegura que no dijo en esos términos, y su referencia a los traslados en coche al Chiringuito de Lires le sirvió de base a Gema Freire para cargar con dureza contra Insua, porque entiende que «flaco favor le hace a la juventud de Corcubión», al pintar un panorama de consumo de alcohol y trapicheo de drogas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La obra de Corcubión que todos ven como un auténtico desastre