Desiré Kouakou une a los fieles más jóvenes de sus siete parroquias

Hace a los pequeños protagonistas de las celebraciones religiosas y se dan la paz en forma de abrazos. Esta experiencia, festiva, irá rotando por los templos


Carballo / La Voz

El sacerdote marfileño Désiré Kouakou ha ido dejando huella en todas las parroquias por la que has pasado (en Muíño casi se manifiestan para evitar el traslado), por su toque personal a la hora de ejercer su ministerio. Y también por soluciones no exploradas hasta el momento. Una de ellas la acaba de poner en práctica recientemente, y se repetirá cada último domingo de mes en cada una de sus siete parroquias: A Ameixenda, Brens, Buxantes, Cee, Toba y, desde hace cuatro meses, también Corcubión y A Redonda. Los protagonistas son los fieles más pequeños, los niños de entre 7 y 9 años de esas siete localidades, para los que organiza una celebración especial «en la que los chavales son los protagonistas», señala un colaborador. La primera fue el domingo pasado en Corcubión, aprovechando para ver el belén. Ni siquiera dirige la celebración desde el altar, sino que elige la parte central de la iglesia para estar más próximo a los niños. Entre las peculiaridades, a la hora de darse la paz, los chavales se dan abrazos. Cantan villancicos, se mueven, y el ambiente escapa un poco a la ortodoxia a la que se imparte el rito. Tampoco es fácil controlar a 120 pequeños, que son más o menos los que se juntan. En los próximos meses, esta experiencia irá rotando por todos sus templos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Desiré Kouakou une a los fieles más jóvenes de sus siete parroquias