La sostenibilidad social pasa por la toma de poder de la mujer del mar

Corcubión acogió un enriquecedor debate sobre empleo e igualdad


cee, ribeira / la voz

El presente y el futuro del mundo rural y más concretamente el ligado al sector del mar pasa de manera inexcusable por la sostenibilidad social y ambiental y, sobre todo, por la igualdad entre hombres y mujeres. Esa es una de las conclusiones principales que deja el Foro Voz celebrado este miércoles por la noche en la Casa da Cultura de Corcubión, con la presencia de la periodista Fernanda Tabarés, la mariscadora Rita Míguez y la gerente del GALP Costa Sostible, Manuela Oviedo.

En un más que interesante debate, conducido por la presentadora de Radio Voz Verónica Couto y con alta participación del público asistente a través de sus preguntas salieron a relucir prácticamente todos los temas candentes de las reivindicaciones feministas y los problemas de índole laboral y económico asociados a la falta de oportunidades en un territorio que se desangra a nivel demográfico. También incidieron las ponentes en la necesidad de respuesta a través de verdaderas políticas públicas, que no acaban de verse, por ejemplo en asuntos tan sensibles y centrales como el de la conciliación laboral y familiar.

El papel del asociacionismo, de la construcción de roles sociales y como los medios de comunicación pueden contribuir a perpetuarlos o ser también motores de cambio contaron igualmente con una atención destacada. De hecho, Tabarés, como directora de Voz Audiovisual y columnista de reconocida trayectoria, se refirió ampliamente a este asunto. «Os medios levan sendo fundamentais dende que existen. O dereito á información é un dereito que ten a cidadanía e nós non somos máis que o vehículo. Moitas veces caemos na endogamia que nos retroalimenta en lugar de mirar á cara á sociedade para a que traballamos», destacó la periodista, para quien «existen determinadas causas nas que hai que militar», y la de la igualdad es, sin duda, una de ellas.

Sin embargo, el objeto central del debate fue el acceso de la mujer al mercado laboral y todas las trabas que se encuentra por el camino, ya no para alcanzar los puestos de responsabilidad más apetecibles sino un empleo que por una jornada completa garantiza la retribución necesaria para desarrollar un proyecto vital.

A este respecto, Manuela Oviedo destacó que en todas sus líneas de trabajo se prima especialmente el acceso de la mujer, con mayores puntuaciones o porcentajes superiores de ayudas, pero, aun así, cuesta especialmente su incorporación, sobre todo por una falta de capacidad de emprendimiento ligada a varios factores.

Para Rita Míguez, al menos en el caso de su sector, que es el del mar: mariscadoras, rederas, armadoras... cree que la clave radica en el desconocimiento generalizado de en qué consiste su trabajo. De hecho, puso varios ejemplos al respecto, incluido como ella misma cambió su percepción sobre el oficio de redera, cuando vio como trabajaban a contrarreloj de noche.

Unos argumentos que le sirvieron a Tabarés para reivindicar el valor de estas profesiones que se debe reflejar en los precios de sus productos.

«Os homes e as mulleres temos o mesmo número de mans á hora de coidar»

Las tres participantes dejaron frases auténticamente lapidarias sobre conciliación, el trato a los inmigrantes o las reivindicaciones feministas.

«Os homes e as mulleres temos o mesmo número de mans á hora de coidar, paréceme a min», incidió Rita Míguez, para hablar de corresponsabilidad en el seno de la familia. Un asunto al que también se refirió Manuela Oviedo, poniendo de relieve la carga extra que tienen que soportar las mujeres y como eso se ha asumido ya como si de una cuestión completamente natural se tratase.

«Vai sendo hora de reivindicar o dereito á mediocridade», terció Tabarés, para explicar como a las mujeres se las educa para «ser mellores ca eles, ser mellores na casa e, ademais, estar guapísimas». En definitiva, se les inocula la idea de que para poder llegar a un puesto de responsabilidad, generalmente copados por los hombres, la única vía es demostrar muy claramente una superioridad. Sin embargo, ella cree que ha llegado el momento de que las mujeres cuenten con el mismo derecho a fracasar o a asumir privilegios que realmente no merecen como ocurre en muchos casos con los hombres. Algo a lo que también se refirió Oviedo, pero desde otra óptica. Aseguró que los puestos de responsabilidad implican dedicación a tiempo completo y muchas mujeres, por las cargas que tienen que soportar a nivel familiar y social, directamente ya no aspiran a ellos.

Un pacto local por el crecimiento sostenible del territorio

Con el propósito de conseguir un crecimiento sostenible del territorio, el GALP puso en marcha un pacto local, destinado a definir una estrategia compartida entre todos los colectivos existentes en su ámbito de influencia. Es un proceso largo en el que comenzó a trabajarse en el 2017, y en el que se han dado pasos importantes.

¿En qué consiste?

El propósito es definir actuaciones encaminadas a lograr un crecimiento sostenible en los ámbitos medioambiental, social y económico, con estrategias adaptadas a las especificidades de la zona litoral que comprenden los nueve municipios del Seo de Fisterra y la ría de Muros-Noia. El primer paso fue la constitución de cuatro comisiones de trabajo: medio costero y marino; paisaje y territorio; crecimiento y competitividad; crecimiento inclusivo. De los encuentros desarrollados en cada una de ellas, con la participación de multiplicidad de agentes del territorio y técnicos, se elaboraron una serie de estrategias de acción. La primera ronda de trabajo sirvió para identificar demandas y necesidades, así como para definir las líneas estratégicas.

¿Cuál es la idea sobre la que trabaja?

De las mesas de trabajo surgió una estrategia y se determinó que el pacto local debe trabajar con la idea de convertir el territorio en un ámbito que facilite el bienestar y el desarrollo de los proyectos de vida individuales. Todos coinciden en que debe haber un proyecto único.

¿Cuál es el ámbito del proyecto único?

El territorio debe identificarse como un eje costero, entre Fisterra y Porto do Son, que actúe como catalizador y como expresión de la apuesta del territorio por el crecimiento sostenible en todos los ámbitos. Este eje, especifica el documento elaborado por el GALP Costa Sostible tras las reuniones, puede definirse a partir de la carretera AC-550, que une los nueve municipios, y que también comprende un tramo de la AC-445. El hecho de articular el ámbito de acción en este vial se debe al hecho de que en sus márgenes se asienta la mayor parte de la población y de la actividad económica y social. Desde el GALP se considera que este eje es una referencia que permite ordenar actuaciones.

¿Cuáles son las propuestas finales?

A partir del proceso de análisis se han elaborado diversas reflexiones: refuerzo de la sensibilización social con respecto a la inclusión social; revisión de los servicios de transporte; asegurar la accesibilidad universal en las localidades rurales y urbanas; ofertar en el conjunto del territorio una formación profesional acorde a las necesidades y capacidades; desarrollo de nuevas formas de trabajo y promoción de programas para el emprendimiento que favorezcan la iniciativa de los promotores; creación de redes de trabajo para la inclusión social y, finalmente, la revisión de las políticas de igualdad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La sostenibilidad social pasa por la toma de poder de la mujer del mar