«Nuestro antiinflamatorio nace de sabiduría popular»

MADE IN COSTA DA MORTE | Una corcubionesa ha lanzado un novedoso producto natural a base de toxo


cee / la voz

La corcubionesa Arantxa Garrido Ortiz lleva desde el 2015 introduciendo en el mercado un novedoso analgésico y antiinflamatorio natural a base de toxo.

-¿Cómo se embarcó en esto y qué es Toxogel?

-Nos embarcamos inicialmente por necesidad. Uno de los miembros del equipo tuvo un accidente bastante importante y operación tras operación... y ya sabes como funciona: básicamente mucha medicación. En uno de los viajes que hicimos de Canarias a Galicia, que allí estábamos intentando meternos con el tema del aloe vera, hablando con la gente de Cee y Corcubión nos empezaron a decir que antiguamente se utilizaba muchísimo la flor del toxo para hacer cataplasmas. Ahí se nos encendió una pequeña bombilla a ver si encontrábamos un laboratorio que estuviera dispuesto a trabajar con nosotros utilizando la planta, porque es una planta bastante desconocida fuera de Galicia, sobre todo en cuanto a sus aplicaciones y propiedades. En sí es un alcaloide, atenúa el dolor. Y entonces dimos con el laboratorio adecuado que conocía la planta y estaba dispuesto a trabajar con nosotros. Fue un año de investigación, por así decirlo, para ver como podíamos introducir el producto, registrarlo... hacer algo que fuese totalmente natural y de uso tópico, porque es mucho más cómodo. Digamos que en un momento de nuestra vida nos topamos, como digo yo, con la sabiduría popular. Así nació el Toxogel, que es un antiinflamatorio y analgésico con muchas aplicaciones y bastantes propiedades.

-¿Cómo consiguieron poner el producto en el mercado?

-Con muchas horas, porque es un producto que no conocía nadie, un producto nuevo. Haciendo calle, presentándolo en herbolarios, en parafarmacias, ortopedias, visitando fisioterapeutas, podólogos. La idea era que lo probaran y que lo conocieran para que llegara a la gente, a base de dejarlo en puntos muy concretos y que pudiesen empezar a testarlo con pacientes. Fue la manera de empezar a trabajar en Galicia, en Canarias y ahora estamos empezando en Asturias. En la Costa da Morte se puede encontrar en farmacias, en ortopedias, herbolarios... y, además lo tenemos bastante enfocado al peregrino con lo que también recibimos pedidos de fuera. También trabajamos ya con equipos deportivos en Santiago, de gimnasia rítmica y estamos muy contentos porque se empieza a conocerse fuera de nuestras fronteras: Italia, Alemania, Dubai...

-¿Qué respuesta están teniendo de la gente?

-Para nosotros eso es primordial. Nos interesa muchísimo que funcione con gente del sector que conoce y que nos puede ayudar, porque nos informan mucho con fotos, con información de pacientes, informes médicos y clínicos. Ahí es donde nos dicen que el producto ha tenido esta aplicación con estos resultados. Y la verdad es que el feedback que nos viene de los fisioterapeutas es muy positivo. Y eso que no es un medicamento propiamente dicho, sino un producto natural.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Nuestro antiinflamatorio nace de sabiduría popular»