Juan Antonio Porrúa, un rico estanciero en Uruguay

GALERÍA DE EMIGRANTES | Nació en Corcubión en 1876 y con 18 años se fue a Montevideo


Juan Antonio Porrúa nació en Corcubión en 1786 y, como muchos de sus paisanos, ante la falta de horizontes amplios y oportunidades en la tierra que le vio nacer, tomó la decisión de emigrar a ultramar.

Arribó a Montevideo el 9 de marzo de 1804, cuando tenía 18 años, en busca de un bienestar en un país que sabía que necesitaba gente joven y emprendedora, además de braceros, ofreciendo una tierra fértil y abundante. En esas tierras del río de La Plata, Juan Antonio se convirtió en un rico estanciero, llamados allí hacendados, y según las informaciones que hemos obtenido en nuestras investigaciones, Porrúa fue un hombre de ideología progresista que residió en los departamentos de Paysandú y de Soriano.

Y, después de mucho trabajo y sacrificio, consiguió una respetable fortuna a partir de la industria de la salazón de la carne, figurando en 1871 como uno de los ocho promotores de la importante e influyente Asociación Rural del Uruguay, la institución actualmente más antigua del país en materia agropecuaria.

El corcubionés Juan Antonio Porrúa, que se casó en aquel país, propició el mestizaje y la plantación de árboles y los modernos métodos de explotación rural, dejando su pegada en la toponimia uruguaya: Palmar de Porrúa y Molles de Porrúa, por ejemplo -molle es un árbol autóctono de Uruguay-. El corcubionés Porrúa falleció en las tierras de su emigración en el año 1879, noticia y datos que me fueron facilitados, en gran parte, por el genealogista coruñés Xosé María Monterroso Devesa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Juan Antonio Porrúa, un rico estanciero en Uruguay