Corcubión respira, pero sigue dentro de la UVI por la escasez de recursos

Muchos proyectos importantes siguen atascados y falta dinero para mantenimiento


cee / la voz

El Concello de Corcubión no recordaba un remanente de tesorería de 400.000 euros con lo que ahora puede, por ejemplo, aportar su parte para una subvención de alumbrado en Oliveira o pedirle otra al GDR para la casco urbano, además de asumir los cerca de 100.000 euros que cuesta expropiar el solar del cine. No es tampoco la máxima expresión de la bonanza económica, pero sí supone un respiro para un municipio que con un presupuesto de 1.200.000 euros al año tiene unos gastos fijos de 770.000 euros solo en personal, además de asumir, por ejemplo, un campo de fútbol, una casa da cultura, una guardería... Son, por tanto, habas contadas para un gobierno que tampoco acaba de obrar maravillas que rompan ese círculo de precariedad económica, asociada a la pérdida poblacional y las reducidas dimensiones territoriales que condicionan las ayudas del resto de Administraciones, particularmente la Deputación, que es la artífice de las obras públicas que tímidamente están aflorando esta primavera.

El Ayuntamiento necesita personal en la calle para mantenimiento y pequeñas obras, además de impulsar proyectos importantes que le están quedando muy grandes. Los fundamentales, el centro de día, el puerto deportivo, el cementerio y la nueva plaza de Castelao. Algunos se le escapan al Concello, pero otros, como el PXOM, solo son achacables a los políticos locales.

«Non teño esperanza xa no Consorcio, pero seguiremos pelexando polo centro de día»

El alcalde de Corcubión, Manuel Insua Insua (Fisterra, 1959) pone un ejemplo de lo que suponen para su Concello los gastos aparentemente nimios: «Unha carreira popular cústanos sobre 8.000 euros e o noso orzamento de deportes para todo o ano é de 10.000. Aínda así non nos queremos desmarcar do resto de concellos da Costa da Morte e facemos un gran esforzo para estar canda eles».

De lo realizado destaca que «grazas á Deputación estamos saneando o pobo o máximo posible» y cita varias obras en marcha o de ejecución inminente: calle San Marcos, Carrera Fábregas, plazoleta, hormigonado de A Marela, vía de Oliveira a Redonda, la nueva reforma del parque infantil del Campo do Rollo... además de trabajos ya realizados como el de la cubierta del polideportivo.

En cuanto a la tarea pendiente considera «imprescindible convencer a toda a corporación da necesidade de aprobar o PXOM» aunque antes quieren acometer unas modificaciones de las normas subsidiarias que se hacen urgentes. Sobre todo le preocupa mantener el plan especial del casco histórico para lo que tiene «o compromiso de todos os grupos do Parlamento e moi boas intencións, boa vontade e boa fe», de la Xunta, pero le falta la confirmación de que le van a financiar los 100.000 euros necesarios. En agosto se agota el plazo y si no se logra cada obra mayor en el casco histórico tendrá que ir a Patrimonio en el futuro.

«Xa non teño esperanza ningunha posta no Consorcio para o centro de día. Seguimos crendo e apostando polo servizo público e imos seguir pelexando por el», afirma en torno al asunto más espinoso de la gestión municipal, mientras que, respecto a la principal ilusión del gobierno señala lo siguiente. «Para a reforma da Praza de Castelao fannos falta na beira do medio millón de euros. Juan Creus e os seus alumnos están co proxecto de ideas, que penso que imos ter en breve e o solar do cine atópase no último trámite de expropiación, vai sair publicado penso que o día 22 e, a partires de aí, polo menos facer unha acta de ocupación, ir ao rexistro e acometer a primeira actuación inmediata, que adecentar o solar. Para iso xa temos proxecto e podemos facelo», resume.

«Está Lalo como podía estar Chisco, más calmado, pero ningún cambio»

Para la portavoz del PP, Gema Freire, Corcubión sigue en el «vagón de cola» de la comarca «sumido en la miseria». Aunque «ahora se vén algunas pequeñas obras de la Deputación, Quenxe, el paseo y el entorno de la playa está completamente abandonado. Es cierto que no tenemos muchos, pero lo que tenemos hay que saber aprovecharlo y priorizar», señala Freire, para quien «este gobierno es una continuación absoluta del anterior, para nada supuso el revulsivo que esperaba Corcubión. Está Lalo como podía estar Chisco. Más calmado, eso sí, como mejores palabras, pero el resultado es el mismo: cambio ninguno», añade la portavoz popular que ni siquiera cree que el gobierno se pueda apuntar el tanto del solar del cine, porque se lo apoyó la oposición «porque se acaba ya el tema de una vez porque no vemos que tenga final». Lo que lamenta Freire es que «el pueblo de Corcubión no le haya dado una oportunidad de gobernar», porque está convencida de que lo podrían hacer bastante mejor.

«Non hai motivación ningunha no pobo, para min é un suspenso»

El edil del Paco, José Ramón Rojo, echa en falta la apertura del centro de día como centro asistencial, el cementerio, que se contrate a las empresas del Concello, que se reactive el plan general... «Para min o máis grave é o do centro de día, porque se investiu aí un diñeiro e poderíase abrir só con reforzar un pouco o que xa temos, pero, o peor é que non hai motivación ningunha no pobo. O alcalde acomódase capeando o temporal e nada máis. Para min é un suspenso porque hai moito traballo por facer e non se ve interese», concluye.

«Como comercio estaríamos en liquidación»

El portavoz del BNG, Xosé Ansede, critica la «soberbia» del PSOE para querer gobernar solo cuando su grupo se ofrecía a participar sin pedir nada a cambio y ahora se ve que estos tres anos han dado un resultado prácticamente nulo. «Se fósemos como un comercio estariamos en liquidación», señala Ansede para quien «non se pode presumir de superávit cando estamos tropezando no paseo». Lo dice por las reclamaciones de accidentes menores y por lo que considera un déficit importante en mantenimiento y limpieza. «Entre as dúas persoas que temos contratas para limpar non suman unha xornada laboral completa. Así pouco se pode facer», señala Ansede, que cifra en «50.000 euros en números redondos» lo que le cuesta al Concello al año tener un arquitecto cobrando en su casa y un electricista en el Ayuntamiento sin carga de trabajo efectiva. Además, considera que la excusa de las cargas laborales y el gasto fijo ya no sirve, porque se han jubilado en los últimos años varios trabajadores municipales, incluido él mismo y «eses prazas non se se están repoñendo».

Sí reconoce que hay en marcha pequeñas obras y también algún refuerzo en servicios sociales con las ayudas de la Deputación, fundamentalmente, pero también incide en que se «perderon subvencións, incluso algunhas nas que o Concello non tiña que aportar».

A su juicio, los déficits principales son el centro de día, el plan general y el mantenimiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Corcubión respira, pero sigue dentro de la UVI por la escasez de recursos