La Deputación compromete su apoyo a los concellos para recuperar los faros

Porto-Muiños se reúne con la oposición de Corcubión para impulsar las Lobeiras


cee / la voz

El presidente de la Deputación da Coruña, Valentín González Formoso, se comprometió ayer en Muxía a apoyar a cualquier concello que desee emprender un proyecto para la recuperación, apertura y puesta en valor de alguno de sus faros. Preguntado al respecto por la situación de la Costa da Morte, en la que todos estos enclaves simbólicos están ahora cerrados, González Formoso explicó que el gobierno provincial ya tiene líneas de trabajo en este sentido para museos, lugares de interés turístico, valores patrimoniales... «que están abertas a calquera entidade e, por suposto, moito máis aos concellos, que poden contar coa nosa total colaboración».

Aunque no se trate de un compromiso económico concreto, con dinero encima de la mesa, las palabras del presidente tienen una especial relevancia. Cualquiera de los ayuntamientos de la zona -especialmente Fisterra y Camariñas, Muxía tiene una situación más desahogada- depende de apoyos externos para emprender algún proyecto serio y con vocación de permanencia en los faros. Al margen de toda la tramitación y las negociaciones preceptivas con la Autoridad Portuaria, precisan sobre todo fondos para financiar estas actuaciones, con lo que la Deputación podría convertirse en un aliado vital en el proceso.

Además, los hechos, particularmente en Zas, con las Torres do Allo, y en Vimianzo, con el Castillo y los Batáns, demuestran que el gobierno provincial está en la línea de ceder competencias y financiación para bienes patrimoniales en favor de los concellos.

Sin embargo, la pelota sigue en el tejado de los propios ayuntamientos y de la Autoridad Portuaria, en la medida en la que esté dispuesta a facilitar estas iniciativas frente a la idea general que viene de Puertos del Estado, más dirigida a que espacios como los faros se conviertan en hoteles y otros establecimientos turísticos de iniciativa privada mediante concesiones.

En ese sentido, el gerente de Porto-Muíños, Antonio Muíño, que presentó un proyecto gastronómico-divulgativo para el faro de las Lobeiras tiene previsto reunirse hoy con representantes políticos de la oposición en Corcubión, para explicarles su proyecto y acercar posturas, toda vez que el pleno municipal, a instancias del BNG fundamentalmente, aprobó que el faro de las Lobeiras revierta en el Concello, propietario de las islas. «Parece que cada vez lle gusta máis a idea e niso estamos, na fase ir aportando cada un para sumar entre todos. Aínda que eu poida liderar un pouco isto, non se pode facer un proxecto deste nivel, sobre todo se é cunha vocación de continuidade e de permanencia no tempo, se vas ter á xente enfadada», explica el empresario, que acaba de volver de ferias profesionales en Alemania y Estados Unidos, por lo que reconoce que tampoco le sobra el tiempo para ocuparse de la iniciativa, pero tampoco la deja de lado. «O proxecto está parado, pero temos reunións, charlas, contactos... Trátase de darlle unha concepción diferente a un espazo que todo o mundo sente como seu e que ten que dar servizo ao entorno e á comarca. Por iso é importante que lle dean voltas, que o falen, o comenten coa xente, porque a idea ten que madurar. Agora hai vontade e iso é o interesante», concluye Muíños.

El alcalde, Manuel Insua, que ya se reunió con el empresario hace unos meses, dice que no apoyarán nada que signifique usurpar o acaparar un bien público, pero para todo lo demás debería estar, cuando menos, dispuesto a escuchar lo que se propone. Él personalmente nunca vio mal el proyecto aunque, dada la situación de minoría, para todos los temas de calado está a lo que diga el pleno.

Arrancan las obras de la carretera del Parador de Muxía

 

 

La visita ayer de González Formoso, acompañado por el diputado de Vías y Obras, José Manuel Pequeño, se debió al inicio de las obras de la carretera del Parador, en las que la Deputación invierte 707.560 euros y que tienen un plazo de ejecución de 10 meses, por lo que podrían estar finalizadas antes de final de año.

El presidente provincial y el diputado, antes de visitar la zona, explicaron en el Concello, con el alcalde de Muxía, Félix Porto, los pormenores de la actuación, que se desarrolla entre los puntos kilométricos 2,387 y 4,086 de la DP 5201 que enlaza Muxía con Touriñán por la costa. «Trátase dun dos maiores investimentos de cantos estamos a realizar actualmente na rede provincial de estradas e suporá, ademais, un impulso importante para Muxía, pois trátase dunha estrada que conecta cunha infraestrutura fundamental para o futuro do municipio, como é o Parador de Turismo», aseguró el presidente, mientras que el alcalde puso el acento en como la mejora de la comunicaciones contribuye a poner en valor la ruta Fisterra-Muxía del Camino. De hecho, en eso se centra también la actuación, puesto que incluye una plataforma de ocho metros de ancho, siete de calzada y dos arcenes de 0,5, además de una senda peatonal de otros dos, con una variante en el lugar de Lourido, ya que las condiciones que presenta la travesía de este núcleo no son las adecuadas para que los transeúntes convivan con los coches. De hecho, Porto ya se ofreció a que este pequeño tramo pase a titularidad municipal, porque no tiene sentido que quede ahí esa mínima zona de competencia provincial.

Además, a la altura del punto kilométrico 3,263 se construirá un mirador, con una pequeña zona de aparcamiento y cunetas de hormigón, que favorecerá el disfrute de uno de los paisajes más espectaculares de la comarca.

González Formoso también destacó, que dentro de estas mejoras para el Camino en el pleno de hoy aprobarán otros 900.000 euros para sendas peatonales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Deputación compromete su apoyo a los concellos para recuperar los faros