Seguimiento masivo de la huelga en los juzgados de la Costa da Morte

Antonio Longueira Vidal
T. Longueira CARBALLO / LA VOZ

CORCUBIÓN

Ana Garcia

La mayoría de los juicios previstos para la jornada de ayer (en torno a la decena) entre Carballo y Corcubión se tuvieron que suspender

26 ene 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La tercera jornada de paro, convocada por las siete grandes centrales sindicales gallegas, tuvo un amplio seguimiento en los juzgados de Carballo y Corcubión. Así lo confirmó Roberto Andrade, representante del sindicato SPJ-USO, que cifró el seguimiento en torno al 90 % en Carballo y del 100 % en Corcubión. Sin duda, fue la mayor movilización de las tres (las anteriores se celebraron el 1 y 13 de diciembre) que se llevaron a cabo por parte de los funcionarios de la Administración de Justicia.

La mayoría de los juicios previstos para la jornada de ayer (en torno a la decena) entre Carballo y Corcubión se tuvieron que suspender por falta de personal. En Carballo, sí hubo uno merced al apoyo del personal adscrito a los servicios mínimos. También se celebraron todos los actos de conciliación fijados, debido a que en estos trámites se requiere únicamente de la presencia de un secretario judicial.

Por juzgados, en Carballo, de los 22 empleados públicos llamados a la huelga, solo uno, del juzgado número 3, fue a trabajar de forma voluntaria. Los servicios mínimos quedaron de la siguiente manera: 3 profesionales en el número 1, uno en el Decanato y otro en el Registro Civil (juzgado número 2). En Corcubión, de los 13 empleados, acudieron a su puesto de trabajo, y por cumplimiento de los servicios mínimos, 3 en el juzgado número 1, y un trabajador en el número 2.

En lo que a valoraciones se refiere, Roberto Andrade, calificó la movilización de ayer de «seguimiento masivo» y de «éxito absoluto e histórico a nivel gallego y de Costa da Morte». Insistió en que las centrales sindicales solo buscan que sus representados tengan unos sueldos «justos» y equiparables al resto de los empleados de la Administración de Justicia: «En el País Vasco, y por el mismo trabajo que desempeña un compañero de Carballo o de Corcubión, percibe unos 500 euros más al mes; y con respecto a uno que trabaja en Madrid, en torno a 200-250 euros».

Pero las mejoras salariales son solo una parte de sus reclamaciones: «Queremos que la Xunta cubra las 106 plazas amortizadas desde el 2013 en Galicia». Andrade puso como ejemplo el caso de Carballo: «Hemos pedido, de forma retirada, personal de apoyo para la sección de Penal y de Violencia sobre la Mujer, y seguimos sin tener notificación alguna». Un hecho que el representante de SPJ-USO calificó de « muy grave» dada la carga de trabajo que acumula estas secciones del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Carballo, sobre todo, en el área de Violencia sobre la Mujer, con decenas de casos pendientes por no cubrirse por completo las dos plazas de las profesionales de baja médica.