Los fondos gallegos esconden un tesoro histórico


Desde donde arranca la Costa da Morte, en los Baixos de Baldaio, hasta donde acaba, en la ría de Corcubión, pasando, además, por las Islas Sisargas, se pueden observar restos arqueológicos de cuatro grandes barcos británicos y franceses.

En la playa de Langosteira se encuentra La Bayonnaise, una corbeta de vela hundida en 1803. En la misma ría, en el faro de Carrumeiro, se ubica el Montparnasse, un barco de hierro que se calcula que fue a pique en el año 1900. El parque natural de las Islas Sisargas alberga, por su parte, al mercante británico SS Priam, que tocó fondo en 1889. Por último, los Baixos de Baldaio esconden un trasatlántico hundido en 1848: el Solway.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los fondos gallegos esconden un tesoro histórico