Falleció Antonio Trigo, cura de Olveira y Olveiroa desde 1963 hasta hace 3 años

La Voz CARBALLO / LA VOZ

CORCUBIÓN

JOSE MANUEL CASAL

También fue párroco de Baíñas

07 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Antonio Trigo García falleció ayer a los 84 años. Era párroco de Olveira y Olveiroa, en Dumbría, desde 1963 (este año cumplió 60 desde su ordenación), destinos a los que llegó tras ser coadjutor en Corcubión y Redonda. También ejerció durante años en Baíñas (Vimianzo) y Beba (Mazaricos). Hace tres años, debido a una enfermedad, se jubiló, y desde entonces residía en Carballo. Antes había tenido algunas temporadas de ausencia debido también a cuestiones de salud.

El entierro será hoy por la tarde, a las 17.00 horas, en la parroquia de Xaviña-Coristanco, de donde era natural. La comitiva fúnebre saldrá del tanatorio de Santa Marta, en Bértoa, veinte minutos antes.

Numerosos vecinos de Olveira y Olveiroa acudirán en los autocares que pondrá a su disposición el Concello de Dumbría, con las primeras salidas ya a las 15.15 desde Olveiroa, recorriendo casi todos los lugares. Un vecino de Olveira que lo trató mucho durante toda su vida reconocía ayer que «de corazón, era a mellor persoa», hecho que destaca ya que también tenía un fuerte carácter que a veces podría dar la impresión de otra cosa. Tuvo algunas diferencias con el Concello en su momento, como cuando se construyó el cementerio, que finalmente se solucionaron bien. También le tocó vivir buena parte de la polémica del cementerio de Baíñas, igualmente solucionado al final: él mismo participó en la inauguración en una multitudinaria ceremonia en octubre del 2006. Dos años más tarde llegó a la zona el sacerdote Manuel Mayo, que colaboraba con él. Curiosamente, a él le tocará enterrarlo hoy por la tarde, ya que ahora se encarga (entre otras) de la parroquia de Xaviña, aunque los oficios religiosos serán presididos por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, con asistencia de una veintena de sacerdotes de toda la comarca.