Los puntos claves del Camino aguardan un impulso de gestión

Museos y centros de información precisan actuaciones claras


cee / la voz

Todavía parece lejos porque los peregrinos en estas fechas llegan a cuentagotas y la mayoría de los negocios privados están cerrados, pero no falta tanto para que vuelva a arrancar la temporada turística asociada al Camino. A partir de Semana Santa estará la campaña lanzada y todavía quedan muchos deberes por hacer.

La Deputación da Coruña este año parece que ha aprendido la lección y ya ha anunciado sus ayudas para informadores turísticos. El alcalde de Corcubión, Manuel Insua, dice que la van a aprovechar para el Cárcere Vello, que en este año pasado estuvo abierta seis meses, todo un récord gracias a dos subvenciones, la de la propia Deputación y otra de la Xunta.

Su homólogo dumbriés, José Manuel Pequeño, alaba la iniciativa por lo que supone en fomento del empleo y a la hora de ir formando con experiencia práctica a una cantera de informadores, pero le pone una pega: que se centre en puestos nuevos y no apoye a los que ya mantienen una oficina todo el año, como es el caso de Dumbría en O Ézaro, que no podrá aprovecharse de esta línea para su financiación. En cualquier caso, también adelanta que tratarán de aprovecharla, bien para reforzar O Ézaro con personal nuevo o bien para el Punto de Información ao Peregrino de O Hospital. Este centro está diseñado para operar de manera casi autónoma, con paneles, medios electrónicos y el mínimo personal posible, pero lo cierto es que en los tres años que lleva funcionando aún no ha alcanzado una consolidación acorde con la calidad de las instalaciones.

Pequeño deber resolver además otro asunto importante el de O Refuxio da Ponte, que es la primera referencia que se encuentran los peregrinos al entrar en la Costa da Morte y en estos momentos está inactivo. El alcalde dice que ya han iniciado el expediente para recuperarlo, después de que el anterior concesionario lo cerrase, y a partir de ahí decidirán qué nuevo papel le otorgan y cómo lo gestionan. De este modo y con el albergue público de Olveiroa (además del de Dumbría) en pleno funcionamiento quedarían completadas las principales dotaciones públicas del municipio en referencia al Camino, aunque tengan también alguna otra cuenta pendiente, como la señalización y puesta en valor de la Pedra Cabalgada de Brazal (O Logoso), que se encuentra casi al pie de la ruta.

Ya entrados en el Concello de Cee, el año pasado hubo carencias evidentes y la oficina de información de la plaza ni se llegó a abrir. El alcalde, Ramón Vigo, dice que este año tomó la decisión «de que non se vai perder nin un só peso» de este tipo de ayudas, aunque ello implique levantar todos los reparos de intervención que resulten necesarios. No considera admisible renunciar a empleo subvencionado por «criterios administrativos e técnicos discutibles», con lo que da por hecho que la oficina abrirá.

En Fisterra, al margen de que O Refuxio y O Semáforo están ya en pleno funcionamiento, de todo lo relacionado con el cabo y el faro y con la información turística, tienen dos patatas calientes sobre la mesa. En el camino para el albergue público todo parece conducir a una negociación con el Xacobeo, mientras que en el Museo da Pesca, ahora cerrado, la intención mayoritaria es que siga como guía Alexandre Nerium, con lo que el alcalde se decanta por una prestación de servicios, ya que un proceso más abierto seguramente no les permitiese contar con el poeta, que es ya parte del patrimonio del museo.

En Muxía, la apertura de Moraime como albergue supone un paso muy importante, aunque el verdadero impulso, el de la puesta en valor de todo el entorno con el dinero de los eólicos, parece difícil que pueda llegar esta temporada por cuestión de tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los puntos claves del Camino aguardan un impulso de gestión