Branca Vilela: «Los poetas no vivimos de la poesía, pero esta puede dar vida y esperanza»

La escritora fisterrana y promotora del Recital Poético Solidario Internacional lleva de nuevo a Corcubión una original iniciativa que nació hace ahora un año


Carballo / La Voz

Ella misma se define como «muy polifacética, una mujer todoterreno», y su biografía no hace sino confirmarlo. Consignataria de buques, armadora, hostelera y, en un futuro próximo, florista o, tal vez, librera. Son diversos los oficios que ha desempeñado Blanca Vilela Fernández, para quien «nunca es tarde para empezar algo nuevo», aunque sin aparcar nunca su gran pasión (junto con el mar): la poesía.

Branca Vilela -así es como firma sus obras- atesora una carrera literaria jalonada de reconocimientos que arrancó con solo 14 años impulsada por galardones comarcales de poesía y relato corto y que despegó definitivamente poco después de la mano de una voz más que autorizada en asuntos literarios, la de Camilo José Cela: «Lo conocí a los 18 años porque veraneaba aquí por Fisterra y quería saber qué opinaba una persona como él. Fue un atrevimiento, pero contacté con él, le escribí una carta explicándole que quería saber su opinión, que me dijera que le parecía cómo escribía y tuve una entrevista allí en la Sierra, que es como nosotros le llamamos a Langosteira. Se puso a leer todo lo que le llevé y su cara no decía absolutamente nada, estaba impasible, serio. Yo pensaba, ?Blanca, tú que haces aquí?. Entonces se levantó y me dijo: ?Ven aquí, miña bonitiña, dáme dous bicos que ti si que escribes ben de carallo?», rememora la ganadora de la mención de honor de la Universidad de Dakota del Norte al mejor poemario en lengua romance (A faciana das augas, Toxosoutos, 2005) y finalista del certamen internacional Rubén Darío (Préstame tu voz, SIAL, 2008).

Fue Cela quien se encargó que aquellos versos viesen la luz unos meses después de aquel encuentro en una revista literaria.

Me diste la tierra (Pygmalion Edypro, 2013) y A Forza do poema (Lastura, 2013) son otros dos poemarios de esta inquieta autora que ha sabido compatibilizar también versos y solidaridad poniendo en marcha una singular iniciativa con la que, tras el éxito del año pasado, acaba de volver a la carga. Ferrol, el día 5, abrió la segunda edición del Recital Poético Solidario Internacional que este año volverá a repetirse en ciudades como Ibiza, Buenos Aires y Barcelona, y al que se sumarán otras como Madrid.

En Corcubión

No faltará tampoco la Costa da Morte, puesto que Corcubión será, este domingo -en la Capela do Pilar, probablemente, aunque el lugar y la hora están aún pendientes de confirmación-, otra de las sedes de esta propuesta con la que Vilela ha logrado demostrar que la poesía es más necesaria que nunca. «Los poetas no vivimos de la poesía, pero la poesía sí puede dar vida y esperanza».

Explica la autora que el poeta ceense Suso Bahamonde se ha hecho cargo este año de los pormenores de la organización de un recital en el que habrá autores de Cee, Corcubión, Fisterra y Muxía. «Leí una vez una carta a los artistas de Juan Pablo II en la que decía que no debíamos desperdiciar nuestro talento, nuestra vocación, sino ponerla a disposición del prójimo, de los demás. Los poetas no somos artistas famosos, pero con iniciativas como estas puede cundir el ejemplo y surgir más cosas. Es un granito de arena, pero este granito de arena para nosotros es un desierto de satisfacción que nos inunda por la implicación de la gente».

yo me veo

«Escribir es algo que nace en mí, llámalo inspiración, musa, creatividad. Desde que tengo uso de razón sabía que sería escritora, es algo que me late en la sangre»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Branca Vilela: «Los poetas no vivimos de la poesía, pero esta puede dar vida y esperanza»