La ministra agitó el avispero

CERCEDA

Fábrica de Ence en Lourizán
Fábrica de Ence en Lourizán CAPOTILLO

Teresa Ribera se decantó por el traslado de Ence a As Pontes de García Rodríguez o a Cerceda obviando el estudio de alternativas y la mesa de negociación que ella misma propició

01 feb 2022 . Actualizado a las 13:31 h.

Después de que Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica agitase el avispero, el asunto de la permanencia o traslado de Ence vive la enésima actualización. Aunque sea con los mismos mimbres que hace tres meses, cinco años o hasta cinco lustros, como enseguida veremos.

El Gobierno de España sigue instalado en el síndrome de Penélope. Tejiendo y destejiendo. Constituye una mesa de negociación que después de tres reuniones aparenta que está en parada cardiorrespiratoria. Si no está muerta, lo parece.

El Gobierno también anunció un estudio de alternativas de ubicación a cargo de expertos universitarios que todavía no ha empezado a elaborarse porque ni siquiera se ha adjudicado por dificultades burocráticas. Y mientras, la señora ministra de Transición Ecológica se adelanta a cualquier posible conclusión que pudiera salir de ese pretendido estudio de alternativas.