La Vía Verde, un maridaje de historia y deporte para recorrer desde el 2022

Emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

CERCEDA

De Santiago a Cerceda, y para peatones y ciclistas, será la más larga de Galicia

01 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Pocos elementos hay cargados de simbolismos tan distintos como el tren, que evoca aventura, emigración, progreso y también nostalgia, sobre todo si la mirada se posa en trazados como la antigua vía férrea inaugurada en 1943 entre Santiago y A Coruña y que en el 2006 ya estaba en completo desuso. Donde antaño había vigas, ruido y el trasiego propio de los viajes hoy crece la maleza y las estaciones están cerradas.

Esta realidad, que el historiador ordense Manuel Pazos acaba de plasmar en papel y fotografías en su publicación Chegadas e saídas, editada por Obradoiro da Historia, cambiará a lo largo de este año, ya que para los próximos meses debe visualizarse el proyecto de la Vía Verde, que recuperará como senda ciclista y peatonal los 36,8 kilómetros del antiguo camino de hierro que pasa por Santiago, Oroso, Ordes, Tordoia y Cerceda, cuya recuperación financia la Diputación con fondos europeos.

La Fundación de los Ferrocarriles Españoles, que en 1994 registró la marca Vía Verde para poner en marcha este tipo de itinerarios, redactó el diseño del que será el tramo más largo de toda Galicia. Lo dividió en dos proyectos, con una primera intervención en los 10.180 metros que discurren por Santiago, y los 26,67 kilómetros del resto, que se reparten Oroso (7,9 kilómetros), Ordes (8,3), Tordoia (2,8) y Cerceda (5,5), con algunas ramificaciones